Cómo limpiar monedas antiguas

En este artículo verás maneras muy sencillas para limpiar y mantener tus monedas antiguas y de colección. Las tendrás bien cuidadas para que no pierdan su valor de coleccionista. Aquí te enseñamos a limpiarlas como un experto en numismática

monedas sucias

Los mejores métodos caseros para limpiar monedas antiguas muy sucias

El método más simple para limpiar monedas, es el uso de agua y jabón. El agua para este método deberá estar caliente y usar un jabón normal. Solo tendrá efecto en monedas con casos de suciedad leves. De estar muy sucias este método no servirá de mucho.

crea tu limpia monedas casero con alcohol y sal

Se pueden remojar las monedas en una mezcla de alcohol y sal. Para ello necesitaremos un recipiente donde comenzaremos añadiendo el alcohol y continuaremos con 2 cucharadas de sal. Ya con la mezcla lista, introduciremos las monedas, para luego dejarlas remojando por un tiempo de 1 hasta 2 horas.

Ya pasado el tiempo de espera, notaremos como la suciedad de cada moneda, se queda en la mezcla de alcohol y sal. Al recoger las monedas, veremos cómo han recuperado su brillo escondido detrás de manchas y suciedad.

Limpieza de monedas según el tipo de material

El modo de limpiar las monedas, debe variar según el material del que están hechas.

Monedas de oro

De ser monedas de oro, el mejor remedio es usar simplemente agua caliente con jabón. Esta es el mejor método para no dañar el oro. Eso si, trata de frotar muy suavemente la moneda ya que el oro se puede rallar. En cuando la mojes sécala lo mas rápido posible dando toquecitos.

Monedas de plata

Aquí puedes usar los mismos métodos para limpiar la plata que tienes en este otro artículo. El bicarbonato, el vinagre blanco y la sal son buenos remedios para limpiarlas.

Monedas de bronce

las monedas de bronce puedes limpiarlas con agua destilada, así evitarás que se oxiden. Puedes también hacer una pasta con 6 cucharadas de bicarbonato y 30ml de zumo de limón concentrado. Aplica la pasta en la moneda y luego enjuaga con agua tibia.

Monedas de cobre

Las monedas de cobre como los peniques, logran limpiarse al ser introducidas en tazas con vinagre. Así conseguirás quitarle las manchas negras y verdosas. Frótalas suavemente y verás como se quita el verdor.

Cómo conservar tus monedas

Mantener tus monedas limpias es algo que hay que hacer con cuidado. No debe realizarse de forma apresurada, ya que el proceso podría ser abrasivo y los resultados serán los opuestos a lo que se desea. Para conservar la moneda en buen estado, no es aconsejable el uso de limpiadores, ya que estos tienen propiedades ácidas y podrían dañar la moneda.

Limpiar las monedas con agua será un aliado perfecto para conservar tus monedas antiguas sin dañarlas. Podemos utilizar agua destilada no tan fría y lavar la moneda. Para finalizar utiliza un paño limpio y seco, dando pequeños y suaves toques sobre ambas caras de la moneda, logrando limpiarla de forma cuidadosa.

limpiando monedas
limpiando monedas

Podemos optar por el uso de jabón líquido, para ello necesitaremos un tazón con agua templada donde vertemos gotas un poco de jabón, y procederemos a introducir nuestras monedas antiguas. Para finalizar podremos enjuagar la moneda en agua destilada y secarlas suavemente con un pañuelo o toalla.

Otros métodos que pueden ser efectivos para limpiar monedas

El bicarbonato es uno de los limpia monedas casero que logra realizar una limpieza total, sin dañar la superficie de las mismas. Bastará con aplicar una pequeña cantidad en un cepillo de dientes o un cepillo de cerdas suaves, para luego comenzar a frotar la moneda de forma suave. Al finalizar el cepillado, deberemos enjuagar con agua destilada y para finalizar, debemos secar de forma cuidadosa usando una toalla o trapo, dejando la moneda reluciente.

Consejos de como cuidar tus monedas de colección

La limpieza de monedas antiguas, debe realizarse cada cierto periodo de tiempo y no de forma tan regular. Ya que si nos excedemos con la limpieza, terminaremos dañando más la superficie delicada de estas monedas.

Para conservarlas a resguardo lo mejor sera tenerlas en un lugar seco(poca o nada de humedad) y que no tenga grandes cambios de temperatura. Y también hay que evitar tenerlas expuestas a los contaminantes del ambiente, por lo que tenerlas en un lugar hermético donde no las de aire hará que no se acelere la oxidación.

Entradas relacionadas

Deja un comentario