Cómo limpiar una pluma estilográfica

Las plumas estilográficas son mucho más precisas que los bolígrafos, su acabado en escritura es realmente asombroso, pudiendo llegar a conseguir trazos sumamente delicados por lo que muchas personas están dispuestas en poseer una, estas plumas se cargan mediante tinta a base de agua por lo que es importante mantenerlas limpias luego de cada uso, su limpieza es bastante sencilla y no supera los 15 minutos, si deseas saber cómo limpiar una pluma estilográfica continua leyendo.

¿Qué se necesita para la limpieza?

La limpieza de una pluma estilográfica es un proceso necesario pero muy sencillo para conseguir los trazos perfectos sin errores. Puesto que si quedan sucias luego a la hora de escribir no quedara bien.

Los materiales y herramientas a emplear son básicos, un paño o trapo, bastoncillos de algodón, papel absorbente y agua fría.

limpiar una pluma estilográfica

¿Cuáles son los pasos para la limpieza de una pluma?

  • Lo primero a realizar es desarmar por completo la pluma, de esta manera se logrará una limpieza profunda. Hay que desenroscar la boquilla del cuerpo, se debe sacar el cartucho y vaciar la tinta que esta almacenada en el mismo.
  • Hay que lavar por separado la boquilla y el plumín. Se sumerge en agua fría para retirar los restos de tinta. En caso de no sumergirla puedes ayudarte del chorro del grifo y dejarlo ahí hasta que el agua salga totalmente limpia.
  • En caso de que la tinta no se termine de ir se puede dejar reposando la boquilla y el plumín por separado en agua con unas gotas de amoniaco por aproximadamente 24 horas. Para las plumas de aluminio, latón, cobre o nitrocelulosa no hay que usar este ultimo proceso, pueden terminar corroídas y dañadas de por vida.
  • Al haber quitado la tinta es importante que se seque completamente. Para evitar que haya quedado almacenado algo de humedad, dejar las piezas sobre papel absorbente hará que las mismas se sequen más rápido.
  • Con ayuda de un bastoncillo de algodón se puede limpiar en interior de la pluma, para asegurar una limpieza profunda.
  • Con un paño suave húmedo limpiar el exterior de la pluma, para mejorar su estética.
  • Se recomienda dejar reposar por una noche entera la pluma antes de armarla nuevamente.

¿Qué tener en cuenta con las plumas estilográficas?

como limpiar una pluma

  • A la hora de limpiar una pluma estilográfica es muy importante dejarla secar en su totalidad. Si se arma la pluma húmeda es posible que se deteriore internamente o que al momento de escribir se generen malos trazos o hasta manchas por consecuencia del agua almacenada.
  • Si estás pensando en almacenar la pluma para no ser usada por un tiempo, lo mejor es realizar la limpieza antes mencionada y montarla totalmente limpia y libre de tinta. En caso de dejarla guardada con la tinta por mucho tiempo esta se puede impregnar en las piezas haciendo casi imposible eliminarlo. Por lo que será necesario hacer una limpieza mucho más profunda e intensa.
  • En caso de usarla regularmente (como mínimo una vez a la semana) se puede guardar con tinta siempre y cuando dejes el plumín hacia arriba.
  • Nunca dejar la pluma bajo los rayos del sol esto puede perjudicar su apariencia, dejando se verse elegante y sofisticada.
  • Al finalizar con la limpieza de la pluma podrás disfrutar de trazos más firmes y precisos, sentirás que has comprado una completamente nueva, recuerda que es importante hacerlo luego de cada uso o cuando los cartuchos hayan vaciado por completo.

Entradas relacionadas

Deja un comentario