Cómo limpiar las ollas quemadas de forma fácil

No debemos desechar una olla por estar quemada, solo hay que limpiarla bien. Aquí te explicamos todos los pasos para dejar tus ollas quemadas limpias y radiantes.

Olla quemada

Cómo limpio una olla quemada

Hierve con agua y sal la olla

Mezclando agua con sal obtendremos de los mejores resultados. Para esto necesitaremos verter agua hirviendo en la olla y añadir tan solo 2 cucharadas de sal, dejar reposar no más de 20 minutos, luego frotamos con un cepillo y remojamos la olla.

Limpiar con vinagre

También podemos usar vinagre, añadiendo unas cuantas gotas en agua hirviendo por unos cuantos minutos, será más que suficiente para lograr una limpieza profunda y que hará que los residuos de comida o grasa, logren ser retirados de forma más sencilla.

Otro método es usar bicarbonato

El uso de bicarbonato, al igual que la sal, nos permitirá realizar una limpieza más profunda de nuestra olla quemada. Debemos llenar la olla con agua caliente y verter bicarbonato en la misma. Luego procedemos a limpiar la zona quemada de la olla con un cepillo, luego se finaliza lavando la olla con abundante agua.

Después usa limón para recuperar el brillo de tus ollas

Otro gran limpiador casero, es el limón, este puede usarse después de haber usado los métodos anteriores de sal o bicarbonato. Al cepillar la olla con jugo de limón, el brillo perdido será recuperado mientras frotamos, para finalizar con enjuagarla con abundante agua.

Olla quemada y limpia

Trucos para limpiar ollas quemadas

  • El uso del limón y el bicarbonato, es conocido por muchas personas, y aprovechan sus características para realizar limpieza a casi cualquier superficie. Una sustancia que no es muy usada para limpiar pero que presenta resultados muy positivos, es la coca cola, al ser ácido, puede ser utilizado para limpiar ollas quemadas.
  • Con el uso de detergentes, igualmente podremos eliminar los residuos de comida y pedazos que estén adheridos en el interior de nuestra olla. Una forma más completa para este proceso, es hervir agua en la olla quemada y agregarle una cucharada de vinagre. Deberemos dejar que la olla hierva unos minutos, para luego añadir más detergente y usar una esponja para realizar la limpieza. Al realizar esto, las manchas irán saliendo y el aspecto brillante volverá a nuestras ollas anteriormente quemadas.
  • Las características que presenta la lejía, la vuelven un limpiador completo para ollas quemadas. Para limpiar la parte interna de las ollas, añadiremos pocas gotas de lejía en agua hirviendo. Hay que tener cuidado de no inhalar los vapores que esto produce, ya que pueden resultar tóxicos y más de forma tan directa.
  • El cuidar nuestras ollas, es muy importante, por esto se recomienda que contemos con utensilios básicos para su limpieza, como un cepillo de uso único para ollas y una esponja. Además de tener detergentes a nuestra disposición y realizar limpiezas rutinarias evitará que los alimentos se peguen de forma constante.

Cómo puedo evitar que mis ollas se quemen

Cepillo en olla

A diferencia de lo que muchos piensan, si es posible proteger nuestras ollas de que terminen quemándose. Con el conocimiento adecuado, lograremos mantener nuestras ollas intactas y con su apariencia característica, para continuar cocinando nuestros alimentos sin problema alguno.

Muchas sartenes y ollas hoy en día, están hechos de materiales antiadherentes. Estas superficies permiten que ningún tipo de alimento se pegue al material y sea complicado de remover después de cocinar, un aspecto muy importante para el mantener nuestras ollas a salvo.

Limpia mas exhaustivamente tus ollas cuando cocines con alimentos grasos y salsas.

En el momento de cocinar, es bueno estar muy al pendiente de que alimento estamos cocinando, ya que no todos requieren la misma cantidad de aceite para su preparación. De cocinar de forma adecuada, estaremos evitando que las ollas paguen el precio de no estar prestando la atención debida y se quemen los alimentos.

 

 

Entradas relacionadas

Deja un comentario