Cómo limpiar un horno muy sucio

horno sucio

Debemos tener un especial cuidado con todo el material de cocina, puesto que si esta sucio habrá bacterias que acabaran en nuestra comida. Aquí te enseñamos los pasos para limpiar tu horno:

Cómo puedo limpiar un horno muy sucio con limpiadores caseros

Un tipo de suciedad muy común en el horno es la grasa. la cual se podría volver difícil de quitar si no usas alguno de los siguientes métodos: 

Bicarbonato

El bicarbonato de sodio, es un limpiador excelente para usar en casi cualquier tipo de superficie, y los hornos no son la excepción. Tan solo se necesitaremos de mezclar unas cucharadas de bicarbonato con  muy poca agua y revolver hasta tener una pasta. La cual podremos aplicar con una esponja y comenzar a limpiar el interior de nuestro horno.

Vinagre

Usar vinagre para limpiar un horno muy sucio tendrá resultados muy efectivos. Mezclaremos vinagre con agua (debe ser más vinagre que agua) en algún tipo de recipiente, a poder ser un pulverizador o nos tocara darle a mano. Ya con la mezcla lista podremos comenzar a rociar el interior del horno y notar como la suciedad cae de forma casi que inmediata.

Para una limpieza mas profunda

Para resultados más profundos, podemos mezclar el bicarbonato con el vinagre, y hacer una pasta que junte las características de cada uno. Esta mezcla logrará remover hasta la más mínima suciedad de la parte interna del horno. Las paredes del horno y el techo quedarán resplandecientes una vez hayamos finalizado.

Como consejo podríamos utilizar limón para darle al horno al haber finalizado ya que nos dejara un olor agradable y también hace efecto de limpiador.

¿Qué se debe tener en cuenta a la hora de limpiar nuestro horno?

Con el fin de no producirnos daños al limpiar el horno, deberíamos usar guantes y esponjas, para así evitar que nuestras manos entren en contacto con las mezclas, tanto de bicarbonato como de vinagre.

limpiando horno

En las zonas donde hay comida siempre acabara habiendo restos de la misma, que si no son limpiados en poco tiempo acabaran adheriendose al aparato o encontrando un rincón donde esconderse.

La limpieza de un horno, debe de ser lo más cuidadosa posible, ya que al dejar que la suciedad y la grasa se acumule, puede afectar su funcionamiento y hasta dejar de funcionar de un momento a otro.

Cuanto mas tiempo dejemos el horno sin limpiar, mas comida quemada y grasa tendremos, y nos veremos obligados a usar la fuerza para lograr quitarlos, por lo que lo mejor es darle una limpieza rápida después de utilizarlo.

¿Cómo puedo mantener mi horno limpio y alejado de manchas?

Un método de limpieza muy sencillo, es introducir un recipiente con agua dentro del horno, calentarlo un rato y este humedecerá las paredes del mismo, ayudando así que las manchas y la grasa se vayan despegando un poco más. Luego podremos rociar el interior con desengrasante, notando como el trabajo resulta más sencillo.

Es bueno realizar una limpieza rápida cuando el horno acaba de ser usado. Ya que está algo caliente y este calor ayuda a que la suciedad pegada en el interior se vaya aflojando y para el momento de usar un desengrasante o una mezcla casera, el trabajo será tan solo de limpiar con una esponja para quitar la suciedad.

 

Entradas relacionadas

Deja un comentario