¡Aprende a limpiar un calefactor y afronta el frío sin problemas!

Calentador

Tener un calefactor en casa es de gran ayuda para mantener la casa calentita en invierno o cuando llega un frente frío inesperado. Pero para usar el artículo sin causar ningún daño a su salud, debe saber cómo limpiar el calentador antes de volver a encenderlo.

Por lo tanto, los Cada casa un caso creó un manual definitivo para mantener los calefactores muy limpios y libres de polvo y otra suciedad que se pueda lanzar al aire durante su uso. Vea cómo limpiar calentadores de gas, eléctricos y portátiles y cómo cuidar bien los electrodomésticos.

¿Cómo limpiar el calentador eléctrico?

El calefactor portátil y eléctrico es uno de los modelos más habituales en los hogares, y la buena noticia es que su limpieza es sencilla y se puede realizar de forma rápida, sin mucha dificultad.

Aprenda a limpiar este tipo de calentador:

  • lea el manual de instrucciones que viene con el dispositivo para despejar cualquier duda;
  • luego asegúrese de que el artículo esté desenchufado. Recuerde esperar a que el calefactor se enfríe por completo antes de limpiarlo;
  • para comenzar la limpieza, humedezca ligeramente un paño sin pelusa con agua y limpie el exterior y las rejillas (utilice solo un paño seco para los enchufes y cables eléctricos);
  • aspire el exceso de polvo de las rejillas con una aspiradora;
  • si es necesario, repita el proceso;
  • nunca arroje agua u otros productos dentro de su dispositivo de calefacción.
Calentador

¿Cómo limpiar un calentador de gas?

Aunque parezca más complicado, limpiar el calentador de gas no es complejo. Sin embargo, algunas precauciones son esenciales y aseguran que el proceso se realice de manera segura.

Vea también cómo limpiar este modelo de calentador:

  • una vez más, comience leyendo el manual de instrucciones del dispositivo;
  • luego cierre la válvula de gas y desenchufe el aparato de la toma de corriente;
  • luego, humedezca un paño sin pelusa y agregue una gota de detergente neutro;
  • pasar el paño por toda la zona externa del equipo y limpiar los conductos con mucho cuidado;
  • finalmente, use otro paño limpio y seco para eliminar el exceso de humedad.

Aviso: Si encuentra agujeros en los conductos o signos de fuga de gas, llame inmediatamente a la asistencia técnica, mantenga la válvula de gas cerrada y el dispositivo desconectado de la red eléctrica.

¿Cómo destapar un calentador de gas?

Además de saber cómo limpiar, vale la pena aprender a desatascar un calentador de gas porque, con el tiempo, este es un problema muy común. Los modelos más modernos incluso muestran un mensaje de error en el panel cuando hay una obstrucción.

Esto suele ser un problema con la llama piloto del dispositivo. Aunque desatascar es relativamente sencillo, lo mejor es pedir ayuda a un servicio de asistencia técnica autorizado. Esto evita el riesgo de dañar alguna pieza al desmontar el calefactor para destaparlo.

¿Cómo mantener el calentador de gas y eléctrico?

El mantenimiento que podemos hacer en casa es realizar, al menos, una limpieza semanal con las técnicas indicadas anteriormente. El hábito ayuda a evitar la acumulación de ácaros que pueden obstruir el paso del aire caliente y reducir la vida útil del aparato.

Sin embargo, en caso de problemas técnicos, lo mejor es buscar la ayuda de una asistencia técnica autorizada y solo volver a utilizar el dispositivo cuando esté en perfectas condiciones.

¿Qué cuidados debo tener con mi calentador en el día a día?

Además de saber cómo limpiar un calefactor, es importante seguir unos sencillos pasos para cuidar el aparato. El uso adecuado del equipo siempre se indica en el manual de instrucciones. Sin embargo, independientemente del modelo, estas precauciones son esenciales:

  • nunca cubra el dispositivo con mantas y paños durante su uso;
  • guárdelo en bolsas de plástico o en la propia caja cuando no esté en uso (para computadoras portátiles);
  • no deje materiales inflamables cerca de los calentadores;
  • manténgalos siempre alejados del agua y la humedad;
  • déjelo en un espacio libre y nunca apoyado en muebles o paredes durante su uso;
  • evitar la acumulación de polvo y otras suciedades limpiándolo semanalmente.

¡Listo! ¡Ahora ya sabes cómo limpiar el calentador! Si utiliza el aire acondicionado para calentar, ¡no olvide limpiar también este aparato! Cada casa un caso ¡Te ayuda a resolver todos los desafíos de limpieza y las tareas del hogar! ¡Te esperamos en el próximo artículo!

Entradas relacionadas

Deja un comentario