Aprende a limpiar un ventilador con 4 técnicas infalibles

Una mujer se refresca frente al ventilador.

¡Los días calurosos traen la necesidad de refrescar y ventilar la casa! Pero ahora, ¿cómo limpiar el ventilador?

Tras meses en el armario, el ventilador puede quedar impregnado de suciedad e incluso de telarañas. Por ello, es fundamental limpiar bien el dispositivo antes de volver a utilizarlo.

Fue con esto en mente que el Cada casa un caso separó 4 formas simples de limpiar ventiladores de diferentes tipos. Después de todo, ¡quieres ese buen viento y no una lluvia de tierra!

1. Cómo hacer una limpieza a fondo del ventilador

Para una limpieza a fondo y, con ello, eliminar todo rastro de suciedad y ácaros, empieza por desmontar la rejilla frontal de tu ventilador. Recuerde consultar el manual de instrucciones del dispositivo para conocer la forma correcta de hacerlo.

Después de quitar la rejilla, limpie la hélice con un paño húmedo con un limpiador multiusos. Limpia también el resto del ventilador y vuelve a montarlo todo.

Además, mantenga una rutina de limpieza para evitar la acumulación de suciedad. Sigue estos pasos:

  • desenchufe el aparato de la toma de corriente;
  • humedezca un paño con un limpiador multiusos;
  • pasar por la rejilla y otras áreas;
  • para finalizar esta limpieza rápida, utilice un paño seco para eliminar el exceso de humedad.

2. Cómo limpiar el ventilador con una bolsa de plástico

Si haces una búsqueda en internet, probablemente encuentres gente preguntando cómo limpiar un ventilador con una bolsa de plástico. Aunque esta salida no es del todo eficiente, puede ayudar a eliminar las manchas y eliminar el polvo acumulado.

He aquí cómo limpiar un ventilador con el truco de la bolsa:

  • hervir 200 ml de agua;
  • luego agregue 100 ml de vinagre de alcohol blanco, dos cucharadas de bicarbonato de sodio y un poco de pasta de dientes;
  • mezcle bien y vierta la solución en una botella con atomizador;
  • salpique las aspas del ventilador, adelante y atrás. Tenga cuidado con el motor, no se puede mojar;
  • luego use una bolsa grande o una bolsa de basura para envolver todo el marco del impulsor del ventilador. Deje el motor libre para que no se sobrecaliente;
  • encienda el dispositivo a máxima velocidad por hasta cinco minutos;
  • parte de la suciedad y las manchas deben haber salido.

3. Truco con guantes para limpiar el ventilador sin tener que desmontarlo

Quitar el ventilador, como se mencionó en el primer consejo, puede no ser tan simple. Por eso, mucha gente también busca cómo limpiar un ventilador sin desmontarlo.

Si el truco de la bolsa de plástico es popular pero no el mejor, prueba el truco del guante:

  • use guantes de limpieza;
  • desenchufe el ventilador del tomacorriente y pase sus manos por la rejilla protectora. Frote el guante suavemente durante el proceso;
  • la electricidad estática generada ayudará a eliminar el polvo y otros residuos adheridos a la superficie;
  • luego, humedezca un paño con agua o limpiador multiusos y páselo por todo el largo de la rejilla de protección;
  • finalmente, para limpiar las hélices, utilice un palito de barbacoa con un algodón humedecido enrollado en el extremo. El proceso llevará tiempo, pero es una forma de limpiarlo sin tener que desmontarlo.

Vea cómo funciona el truco del guante en la práctica en el siguiente video:

Ver esta foto en Instagram

Una publicación compartida por Cada Casa um Caso (@cadacasaumcaso_)

4. Limpieza del ventilador de techo

Para completar los consejos, llegamos a cómo limpiar un ventilador de techo. ¡Y sepa que este es el más simple de todos!

La limpieza del ventilador de techo se puede realizar con un paño húmedo con agua o un limpiador multiusos. Recuerde apagarlo antes de iniciar la limpieza y nunca moje el motor. Eso sí, ¡ten cuidado de no caerte!

Para completar, mira más ideas de cómo refrescar la casa en los días más calurosos e incluso consejos para ahorrar con el aire acondicionado.

Entradas relacionadas

Deja un comentario