Baño con lavadero: ideas prácticas para integrar ambientes

baño con lavadero

Para quienes viven en casas pequeñas o departamentos, es fundamental aprovechar al máximo todos los espacios. Por eso, saber cómo integrar baño con lavadero puede ser una gran salida.

Si todavía tienes muchas dudas al respecto, hoy te vamos a contar algunos trucos para incluir el lavadero en el baño y, con ello, crear un ambiente útil, compacto y con encanto, incluso con poco espacio.

¿Cómo integrar el baño con el lavadero?

En primer lugar, para que el baño se una al lavadero y funcione, se recomienda evitar el uso de revestimientos con materiales o texturas muy oscuras para que el ambiente dé una sensación de ligereza, tranquilidad y calidez.

“El consejo principal es trabajar con elementos en tonos más claros, precisamente porque ya tendrás un equipo que llama mucho la atención”, dice la arquitecta Gabriela Ribeiro, de la oficina ARQ E RENDER.

Si prefieres realizar los muebles de baño (encimeras y armarios) en carpintería, la regla del color también se aplica. Elija tonos más claros de MDF, como beige, gris o incluso blanco.

“Además, están los tonos de la propia madera, que pueden ser más claros. Es una gran táctica para hacer que el espacio sea más agradable a la vista. Así que trata de no pesar en los colores al comprar estos materiales”, explica la profesional sobre cómo planificar un baño con lavadero.

Dicho esto, Gabriela nos ayuda con algunas ideas para llevar la lavadora al baño:

Baño con lavadora empotrada

Apostar por una carpintería planificada es una buena opción para poder seguir los consejos de color y aún así incrustar la lavadora en el ambiente, todo ello en la medida justa para tu baño con lavadero.

Ver opciones para integrar!

Debajo del fregadero o encimera

baño con lavadero

De hecho, el mejor lugar para colocar la lavadora es debajo del fregadero o debajo de la encimera. Si esta es tu idea de integrar un baño con un lavadero, un punto en el que debes fijarte es en tener cuidado con el modelo de la lavadora.

“Cuando trabajamos con baños integrados con la lavandería, lo ideal es elegir una máquina, incluso en el modelo convencional (solo lavado y centrifugado) que tenga apertura frontal de la tapa para colocar la ropa. Además de ser más práctico, ocupa menos espacio”, orienta el arquitecto.

Otra sugerencia es apostar por una lavadora-secadora, que ya combina las dos funciones en un solo aparato.

Otro factor a considerar al juntar estos dos usos es el tamaño de la encimera.

Cuando tenemos una lavadora-secadora, que suele tener 65 cm de profundidad, la encimera debe cubrir al máximo esta máquina. Por lo tanto, debe tener al menos 60 cm para que puedas empotrar y tengas un resultado más agradable estéticamente.

armario empotrado

baño con lavadero

Si quieres invertir un poco más a la hora de pensar en un baño con lavadero, una buena idea es hacer un armario planificado, es decir, con las medidas correspondientes a tu espacio, y encajar la máquina.

Aquí, de igual manera, debe tener una apertura frontal para optimizar el área.

Mini lavadora en la pared del baño

Con la evolución del mercado de electrodomésticos, se creó una mini lavadora que se puede instalar en la pared del área de servicio o baño.

Diseñada precisamente para quienes viven en lugares más pequeños, la máquina realiza el lavado completo de la ropa, incluido el secado. Para instalarlo, basta con elegir una zona con entrada de agua.

trucos de organización

Para que tengas todo organizado en el baño con lavadero, la arquitecta también trae algunas sugerencias:

apuesta por los armarios

Incluir armarios en la habitación, tanto los inferiores como los superiores, ¡es una excelente elección!

Estos complementos ayudan mucho a almacenar la mayor cantidad de productos posible, principalmente porque será un ambiente de uso personal y de lavado de ropa. Por lo tanto, contar con estos nichos es fundamental.

Se pueden instalar armarios superiores con puertas correderas. Evite las puertas que se abren al exterior ya que ocupan más espacio. Haz un gabinete superior que cruce la encimera. En la parte inferior, las puertas pueden ser convencionales.

evitar los estantes

“No recomiendo estantes expuestos porque mientras más productos tengas, más contaminado estará el ambiente”, comenta Gabriela.

“Con los armarios hay más libertad de almacenaje y esta simple táctica seguirá dejando el desorden más escondido”, añade.

Máquina en el lugar correcto

Y no olvides pensar en la posición de esta máquina. Haga una elección muy asertiva al colocar el aparato en el baño, ya que debe estar alejado de la zona húmeda, es decir, de la ducha, precisamente para que no reciba tanta humedad y salpicaduras de agua.

Ahora que ya sabes todo sobre cómo hacer un baño con lavadero, es hora de elegir la mejor forma de integración para crear un ambiente práctico y fácil de usar en la vida cotidiana.

Si todavía tienes dudas sobre la organización, consulta nuestros consejos sobre cómo organizar tu mueble de baño. ¿Necesita hacer ese almacenamiento general en todos los entornos? ¡Aprende a organizar la casa y mantener todo limpio y fácil de encontrar sin perder tiempo ni esfuerzo!

Aquí no Cada casa un caso Siempre traemos consejos para facilitar sus tareas domésticas y hacer que su día sea más ligero y sin complicaciones. ¡Quédate con nosotros y hasta luego!

Entradas relacionadas

Deja un comentario