Bolsa de lavandería: ¿cuándo y cómo usarla?

bolsa de lavanderia

La bolsa de lavandería es una excelente alternativa para aquellos que necesitan lavar artículos más delicados en la máquina. Si nunca has usado este artículo o no sabes cómo o cuándo usarlo correctamente, ¡este artículo es para ti!

Hoy el Cada casa un caso explica todo lo que necesitas saber sobre cómo utilizar una bolsa para lavar la ropa y conservar tus prendas más delicadas.

¿Por qué usar una bolsa para lavar la ropa?

Lavar la ropa en la lavadora es una tarea relativamente sencilla. Sin embargo, algunas prendas delicadas pueden desgastarse o sufrir daños incluso cuando este tipo de lavado está indicado. ¡Ahí es cuando la bolsa de ropa sucia se convierte en un comodín!

La bolsa ayuda a reducir la fricción entre las piezas y te permite lavar ropa con diferentes texturas en el mismo proceso. Además, evita que la ropa más pequeña se enrede o se pierda en el tambor de la lavadora.

¿Cuánto cuesta una bolsa de lavandería?

En una búsqueda rápida en internet* es posible encontrar modelos que comienzan en R$ 18,49. El valor más alto está por debajo de R$ 40,00, pero incluye un kit con más de una opción de tamaño.

Y la buena noticia: estas bolsas se pueden reutilizar ya que no son artículos desechables.

Al final, debido a la practicidad de poder lavar hasta la ropa más delicada en la lavadora varias veces, la inversión puede dar sus frutos.

¿Cuándo usar la bolsa de lavandería?

Como ya mencionamos, este artículo se utiliza para lavar prendas delicadas. Suele estar indicado para el lavado:

  • ropa de lana, seda o lino – para evitar rozaduras;
  • ropa de colores – esto evita que pierdan el color o se manchen;
  • tejidos con aplicaciones/detalles pegados – de esta manera evita que los detalles se desprendan;
  • sujetadores con alambre – ayuda a mantener la forma y estructura original de la prenda;
  • algunos tipos de zapatillas y zapatos (cuando se indica en la etiqueta de lavandería);
  • prendas de mezclilla con detalles deshilachados – evita que la zona deshilachada aumente de tamaño más allá de la propuesta original de la pieza.

¿Cómo usar la bolsa para lavar la ropa en la práctica?

La mejor manera de usar la bolsa de lavandería es separar artículos similares. De esta forma, puedes utilizar una bolsa para lavar ropa interior, otra para calcetines y una tercera para prendas más grandes y delicadas, o incluso piezas únicas.

Otro punto importante es nunca llenar la bolsa de lavado al máximo de su capacidad. Así que siempre deja un poco de espacio extra.

Después de poner las prendas en la bolsa, llévalas a la lavadora y recuerda seleccionar el modo de lavado para ropa delicada.

Al finalizar, basta con sacar las piezas de la bolsa y llevarlas a secar en el tendedero, preferiblemente a la sombra.

¿Puede la funda de almohada reemplazar la bolsa de lavado?

En situaciones de emergencia, esta puede ser una solución. Sin embargo, vale la pena recordar que no será tan eficiente como un producto diseñado para este propósito.

¡Listo! ¡Ahora ya sabes cómo usar la bolsa para lavar la ropa! Disfruta y también echa un vistazo a cómo lavar las bragas y las medias y cuidar bien tus piezas.

O Cada casa un caso trae consejos y contenido diarios que lo ayudan a lidiar con todo tipo de tareas domésticas.

¡Esperamos verte la próxima vez!

*Investigación realizada el 09/06/2022

Entradas relacionadas

Deja un comentario