Cómo doblar calcetines: 3 formas simples que ayudan con la organización

mujer vestida de verde lleva calcetines blancos.  Está sentada en un piso de madera y parece estar lista para hacer ejercicio.  Solo puedes ver sus plumas y manos.

Imagina la escena: sales tarde de casa y solo queda ponerte los calcetines y los zapatos. Pero, ¿dónde está el par de calcetines que te acabas de poner? ¡Saber cómo doblar calcetines asegura que los pares se almacenen juntos y este tipo de imprevistos justo antes de salir no volverán a ocurrir!

Separamos 3 formas de doblar calcetines que te ayudarán a organizar tu cajón y hacerte la vida más fácil.

¡Entonces, manos a la obra y ordenemos este cajón ahora mismo!

1. Cómo doblar calcetines en un rollo

Esta técnica es genial y su principal objetivo es ahorrar espacio en los cajones y tu tiempo. Es adecuado para los calcetines más cortos, del tipo calcetín. Mira cómo hacerlo:

  • Pon los calcetines uno encima del otro;
  • Ruede desde la punta de los dedos hasta cerca de la apertura;
  • Coloque la parte enrollada en el área abierta del calcetín;
  • ¡Listo! Tienes un rollo hecho. Solo guárdalo en el cajón.

2. Cómo hacer un pliegue de “paquete”

Si tienes calcetines con un tubo más largo y no quieres enrollarlos, puedes doblarlos en unos pocos pasos:

  • Coloque un par encima del otro y alise la tela. Tire de la punta y la parte del talón para ayudar a eliminar el pliegue.
  • Dobla la parte del dedo hasta justo antes de la mitad del calcetín;
  • Haz lo mismo con la parte de la abertura del calcetín, que debe apuntar hacia la parte de los dedos que acabas de doblar;
  • Inserte la parte de los dedos en la abertura del calcetín;
  • Aplane el par doblado con las manos y guárdelo.

3. Cómo doblar los calcetines en forma de cruz

Esta forma de plegado es adecuada para calcetines de tubería más largos. De esa manera, los pares quedarán limpios y sin arrugas. Mira el paso a paso:

  • Apoye los calcetines en un lugar plano y firme y alíselos hasta que no tengan arrugas;
  • Coloca uno encima del otro formando una cruz;
  • Dobla un extremo sobre el otro calcetín. Con eso, tendrás una T;
  • Repite el proceso y dobla el otro extremo. Ahora tendrás un pequeño cuadrado;
  • Coloca las yemas de los dedos de un calcetín dentro de la parte abierta del otro y ¡listo!

Cómo organizar el cajón de los calcetines

cajón blanco lleno de calcetines doblados.  Las manos de una mujer de piel oscura la sostienen.

Después de doblar los calcetines, puedes guardarlos en el cajón en fila, así tendrás una vista fácil de los colores al elegir cuál ponerte. Otra idea es usar una colmena y colocar cada par de calcetines debidamente doblados en uno de los espacios.

Entradas relacionadas

Deja un comentario