¿Cómo lavar la ropa en la máquina? Guía completa para no perderse

la mujer y su hija sonríen y se divierten mientras sacan ropa blanca limpia de una canasta.  Están en el centro de una sala de estar, que tiene pisos de madera y cortinas blancas.

Casi todo el mundo tiene un día para poner en orden su limpieza y guardarropa. Saber lavar la ropa a máquina de manera eficiente y organizada es fundamental para que todo huela bien y esté listo para empezar la semana con todo funcionando y sin sorpresas. Nadie quiere buscar su look favorito y encontrarlo en el cesto de la ropa sucia.

Hoy te traemos un completo manual para que respondas todas tus dudas sobre cómo lavar la ropa en la lavadora. Te mostramos desde lo más básico, como qué ropa no mezclar, hasta trucos para hacer el día a día más fácil y ser más sostenible a la hora de usar tu lavadora.

¡Compruébalo a continuación y ten la ropa siempre limpia y conservada!

Cómo lavar la ropa a máquina: cuidados básicos

La lavadora es nuestro principal aliado a la hora de dejar las piezas limpias, pero hay que saber utilizar este electrodoméstico de la forma correcta. Entre los principales cuidados de lavado se encuentran:

ordenar la ropa por color

Este momento es crucial para evitar manchas. Por lo tanto, prefiera lavar siempre prendas negras y de colores más oscuros (como el azul marino) juntas y nunca con prendas de colores más claros.

Cuando la ropa es nueva, conviene hacer una prueba con ella separada y comprobar que no suelta pigmentos en el agua.

La ropa ligera se puede lavar junta casi siempre, a excepción de tejidos diferentes, como explicaremos.

ordenar la ropa por tipos de tela

Si junta una combinación de calcetines, toallas y camisetas negras, es probable que tenga pelusa en toda la ropa una vez que la máquina esté lista. Por eso, después de separar las piezas por color, sepáralas también por tipo de tejido y lava por separado las que sueltan pelusa (toallas, mantas) y las que se adhieren más fácilmente a ellas.

elegir productos adecuados

¿Esa molesta mancha no sale de tu ropa? Solo usa cloro activo en el lavado y todo se soluciona, no? ¡Equivocado! Lo correcto es revisar siempre las instrucciones de lavado de las piezas que están dispuestas en las etiquetas.

Un triángulo con las siglas “CL”, por ejemplo, significa que puedes usar cloro en tu ropa. Si está cortado a guiones, olvídate del cloro. Si solo hay un triángulo con dos guiones, se permite la lejía, pero no el cloro. Las instrucciones se extienden al centrifugado, tipo de lavado y temperatura del agua. Léalos siempre detenidamente para no cometer errores.

etiqueta de la ropa con el símbolo que indica que está prohibido el uso de cloro.  La imagen muestra un triángulo tachado con la letra x y tiene la frase "blanqueo con cloro'.

cuida bien tu lavadora

¿Estás lavando ropa, pero parece que sale del tambor de la lavadora con mal olor y restos de jabón y suavizante pegados? Es probable que su electrodoméstico necesite una limpieza.

Consulta las instrucciones de limpieza proporcionadas en el manual, así como la frecuencia indicada para este tipo de limpieza en tu lavadora.

comprender los modos de lavado de su máquina

Tu lavadora tiene un manual de instrucciones y no es para menos. Entonces, no más selecciones de modos de lavado por suposición. Lea el manual y comprenda cuál es el adecuado para cada tipo de ropa, suciedad y nivel de agua. De esa forma, evitas el desgaste prematuro de los equipos y tejidos de tu ropa al lavarla.

Su máquina tiene diferentes intensidades de lavado y cada una es adecuada para un tipo de ropa y suciedad presente en las piezas. Esto es lo que son y cuándo usarlos:

una mano está ajustando la perilla de ciclos de lavado de una lavadora
  • Ropa delicada: ideal para tejidos más delicados como lino, lana y seda. Este modo de lavado también es adecuado para prendas bordadas, con complementos y aplicaciones. Por lo general, incluye remojo corto y centrifugado moderado.
  • Lavado pesado/eliminación de manchas: este es el modo ‘más fuerte’ de las máquinas. Está indicado para piezas más resistentes y que presenten mucha suciedad o estén bien mugrientas. Puede contar con más de un paso de lavado y remojo largo o doble. Es una buena opción para lavar jeans, por ejemplo.
  • Lavado rápido: generalmente indicado para piezas con suciedad y olores moderados, pero sin manchas ni mugre aparentes. Algunos modelos de lavadoras terminan todos los ciclos en 30 minutos al seleccionar este modo de lavado. Ideal para aquellos que tienen poco tiempo, pero no renuncian a la ropa limpia.

todo sobre los ciclos y funciones de la lavadora

¿Sabes para qué sirve cada función indicada en el botón de la lavadora? Despeja tus dudas:

  • Lavado: generalmente hay tres modos de lavado, que representan diferentes puntos fuertes en su lavadora. Elegir modos de lavado más ligeros es una práctica más sostenible.
  • Enjuagar: el aclarado ayuda a eliminar los residuos que puedan haber quedado en los tejidos durante el lavado. Seleccione la opción nuevamente si encuentra jabón o suavizante de telas aún adheridos a las piezas.
  • Centrifugación: ayuda a secar la ropa. El tambor gira a alta velocidad y suelta las partículas de agua de las fibras de la tela. Cuidado, algunas prendas no pueden pasar por este ciclo. Conoce todos los detalles del proceso de centrifugado.
la imagen muestra una pantalla circular de una lavadora que está lavando ropa.  La ropa da vueltas y aparece borrosa en la foto.

Algunas máquinas, llamadas lavadoras y secadoras, ya cuentan con función de secado. En este caso, después de todo el lavado, aclarado y centrifugado, la máquina seca la ropa. Vale la pena señalar que no toda la ropa debe secarse en secadora, o existe el riesgo de que las prendas se encojan.

Otras máquinas también ofrecen selección automática del modo de lavado según la ropa y los tejidos. Suelen ser: ropa blanca, deportivas, de lana, ropa de color y de lavado rápido. Al seleccionar, elige ciclos ya preprogramados por el electrodoméstico para lavar cada tipo de estas piezas.

Cómo lavar la ropa en la máquina de forma sostenible

Día tras día, vemos preocupación por el medio ambiente y por los recursos disponibles, incluida el agua. Cuando usamos nuestra lavadora, podemos optar por algunas estrategias que hacen más sostenible el proceso, como por ejemplo:

  • Lava la máxima cantidad de piezas posible (siguiendo las instrucciones que te dejamos arriba) y respetando el límite de la máquina;
  • Utilice la función de reutilización de agua o aproveche el agua de lavado para ayudar en la limpieza doméstica;
  • Cuando sea posible, elija ciclos de lavado más delicados en lugar de más pesados, ya que estos, además de requerir el uso de más energía eléctrica, eliminan más micropartículas de la ropa, que serán llevadas al medio ambiente, como los microplásticos (en el caso de sintético).

¿Cómo organizar la ropa?

Ya has visto en el tema anterior la importancia de lavar la mayor cantidad de prendas posible a la vez. Pero eso no es todo, necesitas tener algunas reglas de organización para que tu vida sea más fácil y la tarea de lavar la ropa sea realmente eficiente, sin olvidar piezas o incluso perder algunas. Vea los consejos a continuación:

  • Establecer un día para lavar la ropa a la semana: a algunas personas no les gusta mucho la rutina, pero créanme, es quien hace mucho de nuestro día a día. Establezca uno o dos días de la semana para el día de lavado. Así evitarás olvidarte de piezas y tendrás tu armario siempre ‘actualizado’ con los looks que más te gustan, limpio y listo para usar.
  • Organizar una cesta de la ropa: ropa en el piso del baño, en la habitación de los niños y quién sabe dónde más? Si te identificaste, cámbialo ya mismo en tu casa! Con tantas tareas que tenemos a diario, lavar la ropa debe optimizarse en el tiempo y no puede parecerse a una ‘búsqueda del tesoro’. Indique a todos en la casa que dejen los artículos en un cesto de ropa sucia. Una buena sugerencia puede ser colocar este recipiente cerca del baño. De esa forma, todo aquel que se duche ya puede depositar su ropa sucia para lavarla.

Ahora que ya sabes todo sobre cómo lavar la ropa en la lavadora, separa tus piezas, organiza tu rutina y ¡manos a la obra!

Entradas relacionadas

Deja un comentario