Cómo lavar un kimono en 4 sencillos pasos

hombre vestido con kimono

Después del ejercicio y de nuestro deporte favorito, lo único que queremos es una buena ducha. Y para los que luchan o practican deportes marciales, especialmente los de origen oriental, saber lavar kimono es fundamental. El cuidado de esta pieza asegura la comodidad durante la actividad y ayuda a mantener su durabilidad.

Fue con esto en mente que el Cada casa un caso separó algunos consejos indispensables en el cuidado de los kimonos de todo tipo.

Consulta a continuación todo sobre cómo lavar el kimono blanco, azul y más cuidados en el día a día.

1.¿Cómo lavar el kimono en la lavadora?

La lavadora es siempre el pedido más práctico para el lavado de rutina. Para saber si tu kimono se puede lavar en el electrodoméstico, revisa la etiqueta de la prenda que contiene las instrucciones de lavado. Si está permitido, haga lo siguiente:

Consejos para lavar kimonos en la lavadora

  • Poner la cantidad adecuada de detergente en polvo o líquido;
  • Agregue el suavizante de telas en el recipiente indicado en la máquina;
  • Seleccione un modo de lavado delicado que no contenga ciclos de secado (la prenda no debe secarse en secadora);
  • Elija la cantidad adecuada de agua;
  • Lava tu kimono con piezas de textura y colores similares. Un buen ejemplo son las toallas de baño y de cara. De esta forma, se reduce el rozamiento entre los tejidos y se preserva la vida de tu kimono;
  • Por último, deja secar la pieza a la sombra y evita fijarla al tendedero con pinzas. Procura arreglarlo doblado por la mitad para evitar que el material se deforme.

2. ¿Cómo deshacerse del olor a kimono?

La transpiración puede hacer que cualquier prenda huela mal. Sin embargo, mantener la pieza húmeda y olvidarse de otros cuidados también puede dejar mal olor. Pero, ¿cómo resolver este problema? Mira cómo lavar un kimono y aún así eliminar el mal olor:

Evita el mal olor

Además de saber cómo quitar un mal olor, conviene evitar que el mal olor se instale en la pieza. Por tanto, nunca dejes el kimono mojado de sudor en bolsos, armarios cerrados u otros lugares similares.

Lavado con lejía (si está indicado)

Revisa la etiqueta para ver si puedes lavar tu kimono con lejía. Si está indicado, maximice el lavado en la máquina colocando hasta ¼ de la medida de lejía sin cloro y para ropa de color junto al jabón.

Además de seguir los consejos sobre cómo lavar un kimono azul o blanco –y hablaremos más sobre estos colores en un momento– también sigue las instrucciones de la etiqueta del quitamanchas. Poner la cantidad de producto indicada y no mezclar con otros artículos. De esta forma es posible neutralizar algunos olores.

3. ¿Cómo quitar las manchas de kimono?

Las manchas también pueden aparecer en el día a día, pero hay solución. Así es como se lava el kimono y se eliminan estas marcas:

Agua fría y fregado

En caso de manchas, ¡vale la pena actuar lo antes posible! Por lo tanto, revise inmediatamente después de su entrenamiento para detectar imperfecciones. Cuando las encuentres, aplica detergente sobre la mancha y frota bien. Luego enjuague con agua fría y llévelo a lavado tradicional.

La lejía sin cloro puede ser una solución

Una vez más, la lejía sin cloro es una buena opción. Verificar si el uso está indicado en la etiqueta y, en caso de manchas, prelavar con el producto.

Simplemente diluya la porción indicada en agua caliente y aplique sobre las áreas afectadas. Deja actuar unos minutos y retira antes de que se seque.

4. ¿Cómo lavar kimonos de diferentes colores?

hombres vistiendo kimonos

Ahora que conoces los conceptos básicos de cómo lavar un kimono, vamos a conocer los principales cuidados que se aplican a cada color. Compruébalo a continuación:

Cómo lavar el kimono blanco: cuidados y consejos

  • Antes de llevarlo a la máquina, remojarlo en agua con jabón o detergente neutro durante 20 minutos;
  • No lavar con ropa de otros colores;
  • Lavar siempre después de su uso para evitar la suciedad.

Cómo lavar un kimono azul sin errores

  • Prefiere usar un jabón adecuado para ropa oscura;
  • Lavar a máquina solo en ciclo delicado;
  • Dar la vuelta a la prenda para lavarla en la lavadora;
  • Si es posible, prefiera lavar manualmente, ya que desgastan menos el material;
  • Nunca utilice productos con cloro en la composición.

Pero después de todo, ¿cuál es la frecuencia de lavado adecuada para el kimono?

Aunque algunas personas repiten la prenda, lo ideal es lavar tu kimono siempre después de usarlo. De esta forma se evita la aparición de hongos y moho. Este hábito también disminuye las posibilidades de que el olor a sudor se impregne.

Además, algunas artes marciales son deportes de contacto y las salpicaduras de sangre pueden manchar la tela. Si esto sucede, se vuelven más difíciles de eliminar con el tiempo, cuando se oxidan.

Después de todo eso, saber cómo lavar un kimono ya no será un desafío. Eso es para tu próximo oponente. Aprende a deshacerte del olor a sudor de la ropa de gimnasia y del uso diario.

Entradas relacionadas

Deja un comentario