¿Cómo limpiar la pared y quitar las manchas sin arruinar la pintura? ¡Te enseñamos!

Niño garabatos pared de la casa

Llegar a cualquier casa y toparse con una pared blanca y todo limpio es sinónimo de paz y tranquilidad, ¿no? Pero sepa que mantener esta limpieza puede ser un gran desafío. Para los más exigentes, que reparan y les molesta cualquier suciedad de lejos, la pregunta es siempre la misma: ¿cómo limpiar la pared y quitar las manchas sin estropear la pintura?

Pues… La tarea se complica aún más si convives con mucha gente, que siempre acaba chocando con los rincones y dejando marcas por donde pasa. Quienes viven con niños en casa se enfrentan a otra pesadilla, ya que tienen la costumbre -natural para su edad- de garabatear dibujos abstractos y trazos con lápiz, bolígrafo y tiza que pegan en la pared, dando trabajo extra a la hora de limpiar y, sobre todo, Dañando la vida útil de la tinta blanca.

¿Quieres saber algunos trucos sobre cómo limpiar la pared y quitar las manchas sin arruinar la pintura? ¡Entonces sigue este artículo hasta el final y te lo diremos!

¿Cómo limpiar la pared?

El primer consejo sobre cómo limpiar la pared es incluir el hábito en la limpieza diaria, esto por sí solo evita la suciedad. La práctica también funciona si su hijo acaba de manchar la pared, porque el dibujo fresco con bolígrafo es más fácil de quitar. Otra opción es dejar la pared limpia y quitar las manchas el día de la limpieza. Es un trabajo extra y agotador, pero hay que hacerlo para no acumular suciedad en la superficie.

Para que las paredes de tu casa estén siempre limpias y con buen aspecto, elige productos neutros, como un detergente común -de uso diario- y agua. Con un paño suave, haz movimientos circulares en la pared. La delicadeza en la limpieza es fundamental para eliminar las manchas sin estropear la pintura.

Ante la duda de qué usar, echa un vistazo a esta lista de elementos básicos para limpiar cualquier pared:

  • Paño con tela de microfibra suave;
  • pulverizador;
  • Escoba con cerdas suaves;
  • Balde;
  • cepillo de cerdas rígidas;
  • Agua;
  • detergente neutro;
  • Agua sanitaria.

¿Cómo limpiar la pared blanca?

La mujer limpia la pared blanca y sostiene un balde con productos de limpieza

Aquí tenemos un punto importante: para limpiar una pared blanca, no debes verter agua directamente sobre la pared. Cuando se trata de pintura blanca, la táctica no es bienvenida porque puede causar humedad en el concreto.

Lo ideal es ir despacio. Para ello, puedes rociar agua con un detergente suave (o un producto multiusos) sobre la mancha de suciedad y usar un paño de microfibra para fregar la zona, todo muy suavemente. ¡Espera a que la pared se seque y quedará como nueva!

También vale la pena recordar la punta del garabato de la pluma. Al igual que la tinta fresca de un bolígrafo, una mancha nueva que se acaba de hacer es más fácil de quitar que una que ha estado en la pared durante días o semanas.

¿Cómo limpiar paredes enlucidas?

Esta es una de las dudas más frecuentes de quienes tienen una pared texturizada en casa. Además, como se utiliza mayoritariamente en exteriores, la pared enlucida suele estar sucia, ya que está expuesta las 24 horas del día al contacto con el viento, el polvo, el sol y la lluvia.

Para dejar la pared enyesada como nueva, solo necesita un cepillo de limpieza (esponja de lavado), una escoba con cerdas suaves y agua para quitar la suciedad.

Humedece la parte de la pared que vas a lavar, frota con el cepillo y pasa en las esquinas. Luego humedezca la pared nuevamente y frote la pared con la escoba. Finalmente, terminar con agua.

¿Cómo limpiar una pared con moho?

¡No hay nada más molesto que una pared mohosa! Pero es fácil quitar este moho con un simple truco: lejía y un paño de limpieza en seco.

Toma una botella de spray que ya tengas en casa y llénala con lejía. Pulverizar el producto únicamente sobre la zona enmohecida para una limpieza más eficaz. Terminar con un paño seco para eliminar el exceso de lejía de la pared. Eso es todo, ¡tu pared volverá a estar limpia en poco tiempo!

¿Cómo limpiar una pared con mancha de grasa?

Como ya te contamos, ¡para cada tipo de suciedad en la pared hay un producto! En la mayoría de los casos, agua tibia y un paño seco solucionarán el problema, pero existe la famosa mancha de grasa, más habitual en la cocina, ya que pasamos buena parte del día cocinando o en familia.

El secreto de cómo limpiar una pared con mancha de grasa es simple: en una botella con atomizador, mezcle agua tibia y detergente neutro. Ir pulverizando en todos los lugares grasos y dejar actuar unos minutos. Por último, limpia la pared con la ayuda de un paño de microfibra.

¿Qué no usar para limpiar la pared?

Nadie quiere ver removida esa pintura impecable debido a una limpieza inadecuada. Por eso te contamos qué productos evitar a la hora de limpiar paredes. De esa forma, no corres el riesgo de tener que comprar una nueva lata de pintura para pintar la pared dañada. Mira cuáles son:

  • Esponja de acero: apta para la limpieza más intensa de la casa;
  • Alcohol: es un producto muy abrasivo y puede rayar la pintura;
  • Lejía: está destinada a otro tipo de limpiezas.

Con estos valiosos consejos, puede mantener la limpieza y el color de sus paredes sin esfuerzo. Y lo mejor: siempre parecerán recién pintados y se conservarán mucho más tiempo. ¡Buena suerte limpiando!

Entradas relacionadas

Deja un comentario