¿Cómo limpiar muebles de MDF y conservar el material por más tiempo? Ver consejos

Cómoda gris fabricada en MDF.  Sobre el mueble hay una lámpara de color claro ya su lado una gran planta.

Los muebles hechos de MDF son bastante populares. Generalmente, son más baratos que los de madera maciza y, si se cuidan bien, pueden tener una gran durabilidad. Por ello, merece la pena saber cómo limpiar a diario los muebles de MDF y conservar el material.

Es importante recalcar que el MDF es un material sensible, y cualquier descuido puede acabar con sus acabados e incluso características estructurales. Por otro lado, su limpieza no es laboriosa.

Hoy separamos algunos consejos que te ayudarán a no cometer errores en el día a día. Vea a continuación cómo limpiar muebles de MDF y mantener las piezas siempre limpias, pero libres de daños.

Productos y materiales que no pueden faltar a la hora de limpiar

Los muebles de MDF, que están hechos con un aglutinante de partículas de madera, se pueden limpiar con materiales que se encuentran fácilmente en muchos hogares. Vea los principales:

  • un paño de microfibra;
  • un paño suave y sin pelusa;
  • alcohol;
  • cera para muebles;
  • propio limpiador de MDF;
  • vinagre de alcohol blanco.

Después de todo, cómo limpiar muebles de MDF.

Ahora, veamos en la práctica cómo limpiar muebles de MDF utilizando los productos y técnicas adecuadas para diferentes épocas. Verificar:

¿Cómo limpiar MDF en la vida cotidiana?

La limpieza diaria de su MDF se puede realizar con solo un paño de microfibra seco. Además, para eliminar el exceso de polvo, ¡un plumero es la solución!

Si nota una suciedad más espesa y persistente, utilice un paño ligeramente húmedo y páselo por los muebles, realizando movimientos verticales y horizontales.

Cómo limpiar muebles de MDF blanco

Una pila de maderas MDF se superponen una encima de la otra.

Si su panel o mueble de MDF es blanco, es posible que tenga una película de pintura blanca o no esté terminado.

Para MDF teñido, se puede volver a limpiar con un paño húmedo y un poco de alcohol, si la pieza no está barnizada.

Para los que no tienen acabado, aprende a limpiar muebles de MDF blanco con estos procedimientos:

aerosol de alcohol

Rocíe alcohol al 70% o 90% por toda la madera. Luego, use un paño seco para eliminar el exceso de producto. Si es necesario, repita el procedimiento.

¡Cuidado! Recuerda que este truco no se puede utilizar en madera barnizada de ninguna manera.

Tácticas para combatir el moho

Si el problema es el moho, una buena solución es limpiar las superficies con un paño húmedo con vinagre. Eso sí, recuerda utilizar la versión incolora y con alcohol.

Una vez que haya terminado, deje los muebles en un lugar bien ventilado para que se sequen por completo. Si es un armario, mantén las puertas abiertas durante unas horas.

limpiador de MDF

Un producto diseñado para limpiar MDF es genial. Además de asegurar la eliminación de la suciedad, este tipo de compuestos ayudan a dar vida a la madera. Sin embargo, recuerde leer la etiqueta cuidadosamente y seguir las instrucciones de aplicación.

¿Cómo limpiar muebles de MDF oscuros?

Un hombre con barba gris está limpiando un mueble MDF barnizado.

Cuando se trata de MDF oscuros, se necesita un cuidado especial. Eso es porque generalmente se terminan con una capa de barniz. Por lo tanto, las sustancias abrasivas, como el alcohol en cualquier concentración y la lejía, pueden dañar el material.

Para aprender a limpiar muebles de MDF oscuro sin correr riesgos, opta por productos más ligeros, como el detergente neutro. Limpiar con un paño húmedo y unas gotas del producto.

Finalmente, use un pulidor de muebles para dar brillo a la madera. Este producto tiene incluso una acción repelente al polvo.

Qué no hacer al limpiar MDF

Tener todos los pasos sobre cómo limpiar muebles de MDF es importante para hacer una jornada de limpieza completa. Sin embargo, siempre se deben evitar algunos errores básicos. Echa un vistazo a los principales:

  • use alcohol, vinagre de alcohol y otros productos abrasivos en el barniz;
  • dejar la madera MDF muy húmeda (lo que hace que se hinche);
  • vierta agua directamente sobre la madera o déjela en remojo (por la misma razón mencionada anteriormente);
  • hacer uso de esponjas de acero en MDF acabados.

¿Te gustaron los consejos? Recuerda: antes de aplicar cualquiera de ellos, lee las etiquetas del producto y las instrucciones de limpieza del fabricante de tu pieza de MDF.

Continúa aquí y mira otros trucos que te ayudarán a limpiar la casa a diario. ¡Hasta la próxima!

Entradas relacionadas

Deja un comentario