Cómo limpiar una cabina de ducha y hacer que vuelva a brillar

La mujer usa un producto de limpieza para limpiar el baño

Es natural que en la caja del baño se acumulen restos de grasa de nuestro cuerpo y manchas provocadas por la humedad ambiental y restos de productos utilizados en la bañera. Para aquellos a los que les gusta ver el baño siempre limpio, toparse con una ducha sucia puede ser un gran fastidio. Pero, ¿cómo limpiar la ducha de un baño y hacer que vuelva a brillar? ¡Te contamos todos los trucos!

Una ducha limpia, además de dar sensación de bienestar, es una cuestión de higiene, ya que allí, en esa zona pueden aparecer suciedad, hongos y moho. Y no es solo el vidrio el que necesita una limpieza constante, sino también los marcos y los rieles que, aunque están hechos con material resistente a la humedad, corren el riesgo de oxidarse, dando como resultado una apariencia opaca y blanquecina.

A continuación, anota nuestros consejos sobre cómo limpiar una caja en diferentes situaciones.

Madre e hija limpiando el baño juntas

Cómo limpiar las cabinas de baño grasientas

Al ser una de las zonas del baño que más grasa corporal acumula y residuos de jabón, champú y acondicionador, la ducha debe estar siempre limpia y desinfectada. La tarea es muy sencilla y el problema se puede solucionar de inmediato, simplemente no puedes dejar la suciedad ahí, porque cuanto más tiempo sin limpiar, más complicado será quitar la grasa.

Para limpiar las cabinas de baño grasientas, puede combinar agua y jabón suave. Mezcla un poco de los dos ingredientes y, con la ayuda de una esponja suave o un paño de microfibra, limpia la ducha con movimientos suaves.

Para eliminar la mezcla y potenciar la limpieza, vierte agua caliente en la ducha. Termine secando el vidrio con un paño suave o una escobilla de goma.

Cómo limpiar la caja de manchas

Seguro que has visto algunas manchas blanquecinas que se forman en el cristal de la ducha. Estas manchas son el resultado de la humedad y restos de productos de higiene.

Para ayudar a limpiar el baño, apuesta por el doble de agua y detergente. Agregue un poco de detergente al agua caliente y limpie toda la ducha con un paño suave. Deje correr agua caliente para quitar el jabón, luego seque el vaso con un paño seco.

Se recomienda hacer una limpieza ligera en la caja al menos 2 veces por semana.

Si prefieres una limpieza más eficaz y científicamente probada, opta por productos específicos que se encuentran fácilmente en los supermercados, como limpiador de ducha, limpiador en spray para eliminar babas, quitamanchas de ducha, blanqueador y desengrasante de baño antibacteriano.

Consejos para mantener tu ducha limpia y como nueva

El consejo principal para que la caja vuelva a estar limpia y reluciente es incluir en la limpieza la limpieza de la zona. Como mucha gente se olvida de esta parte, la suciedad se empieza a acumular y cuanto más tiempo pase sin limpiar, más difícil será quitar las manchas y la grasa del cristal, como ya hemos comentado.

Otra advertencia importante es evitar el uso de productos abrasivos, es decir, aquellos que tienen ingredientes en la formulación que pueden dañar el material de la caja y el vidrio, provocando manchas aún más visibles y definitivas.

¿Escribiste todo para empezar a limpiar la caja con toda su fuerza? No olvides que cada rincón del baño necesita estar bien higienizado y protegido. Así, su hogar permanece limpio, fragante y acogedor para disfrutar en familia. ¡Sigue siguiéndonos aquí!

Entradas relacionadas

Deja un comentario