¿Cómo organizar la habitación de un bebé? ¡Vea consejos útiles y sencillos!

Niño jugando con juguetes en una alfombra en la habitación del bebé

Sabemos que cuidar bebés es mucho trabajo, ¿verdad? Pero una de las tareas obligatorias cuando tienes hijos es saber organizar la habitación de un bebé. Como los padres suelen tener poco tiempo para dedicarse a esto, si no hay una organización constante, ¡la habitación del bebé puede convertirse en un auténtico desastre!

Mantener la habitación de los niños en orden ayuda mucho en el día a día: es más fácil encontrar ropa y juguetes, crea un ambiente agradable para el niño e incluso aprenden ejemplos de organización. Sin contar que, con todo organizado, ganas un mayor espacio de circulación para caminar, saltar y jugar.

Además de todos estos factores que influyen en la dinámica familiar con los bebés, aún existe el mayor beneficio de todos: una habitación limpia y perfumada evita la acumulación de suciedad y gérmenes, que pueden provocar gripes, resfriados y reacciones alérgicas en los más pequeños.

Has visto que es fundamental aprender a organizar la habitación de un bebé, ¿verdad? A continuación, hemos preparado algunos consejos útiles sobre cómo organizar tu guardarropa, tocador y el uso de accesorios que le den un empujón a tu almacenaje.

¿Cómo organizar el armario del bebé?

Madre con hija en su regazo arregla la ropa en el guardarropa del bebé

Debido a que es más espacioso y tiene nichos de diferentes tamaños, el armario es ideal para guardar la mayoría de las prendas de bebé. Para que puedas guardar cada pieza correctamente y en los armarios adecuados, hemos preparado una guía paso a paso muy sencilla:

  • Organiza los estantes superiores: como son más espaciosas y anchas, utilízalas para guardar mochilas, bolsos más grandes, ropa de cama, mantas y mantas que sueles usar con menos frecuencia. Guarda también la ropa y los accesorios que le servirán al bebé en el futuro;
  • Pon las piezas en las rejillas del medio.: aquí se recomienda comenzar con ropa más grande, como blusas, vestidos, overoles y conjuntos de blusa y pantalón más pesados;
  • Los zapatos pueden estar en los estantes debajo del perchero: mucha gente suele dejar los zapatos justo debajo de las perchas para que sea más fácil elegir y no perder pares. Si el armario está abierto, la sugerencia puede añadir un encanto extra a la decoración de la habitación;
  • Guarda ropa más pequeña en cajones.: como todavía quedan muchos cajones en la parte inferior, es hora de doblar y organizar la ropa por tamaño y volumen y de forma que se vea al abrir los cajones. Aquí puedes guardar braguitas, ropa interior, bodys, pijamas y camisetas;
  • En los cajones, separa las piezas por antigüedad: ¡este es uno de los consejos más prácticos para los papás primerizos! Pega etiquetas en cada cajón con el tamaño de las piezas que hay: recién nacido, hasta 3 meses, 4 a 6 meses y 1 año. Organiza según tus necesidades y tallas la ropa que el bebé ya tiene en stock.

¿Cómo organizar la cómoda del bebé?

Habitación de bebé con decoración en blanco y rosa.  Dresser se destaca en la imagen

Tener una cómoda en la habitación del bebé, además de ayudar con la organización de la ropa, sirve como espacio para los artículos más usados ​​que deben estar a mano a todas horas, incluso de madrugada, cuando los padres tienen sueño y necesitan encontrarlo todo. con más agilidad. Aquí hay algunos consejos sobre cómo organizar una cómoda para bebés:

  • Coloque el cambiador encima: debido a que tiene una superficie lisa, muchos padres suelen utilizar la parte superior de la cómoda para colocar un cambiador y, junto a él, productos de higiene, como agua tibia, algodón, bastoncillos de algodón y toallitas húmedas para bebés. Este es un espacio que te lo pone muy fácil para que, nada más salir de la bañera o al despertar, el bebé ya esté vestido con un ropita cómoda;
  • Guarde los pañales en el cajón superior: como é a ideia é que a cômoda armazene itens de fácil acesso, você pode guardar as fraldas na primeira gaveta e, se ainda houver um espaço, guarde alguns acessórios importantes, como chupetas extras, termômetro, hidratantes e remédios que o bebê possa precisar En algún momento;
  • Utilice el cajón de ropa de cama inferior: en el cajón de abajo se pueden colocar cobijas, frazadas, sábanas y fundas de almohadas limpias, porque son elementos de menor uso en la vida cotidiana;
  • En la última parte, construye un stock: al ser un cajón de más difícil acceso, lo ideal es utilizarlo para ropa y accesorios que no se usan mucho en la rutina, como piezas aún grandes para el bebé, bolsos, mochilas y artículos electrónicos.

¿Cómo usar los accesorios de almacenamiento?

Hay algunos complementos que facilitan la vida de los padres que necesitan guardar y organizar una mayor cantidad de ropa, juguetes y otros artículos infantiles en armarios y cómodas. Hemos seleccionado los más utilizados para que elijas cuál se adapta mejor a tus necesidades:

  • etiquetas del organizador: es una forma de organización muy práctica, porque a menudo olvidamos qué ropa hay en los cajones. Para evitarlo, pegue etiquetas en el frente de cada cajón que identifiquen la talla o el tipo de ropa y accesorios;
  • urticaria: para que el cajón no se convierta en un verdadero desastre, compre unas colmenas para dividir cada elemento que se almacena, especialmente aquellos que el bebé usa todo el tiempo;
  • cestas: además de las colmenas, existen cestas que ayudan en la sectorización de las piezas. Suelen ser de plástico, muy resistentes y aún puedes encontrarlos con lindos estampados infantiles;
  • pequeñas perchas de terciopelo: si ya has probado a colgar ropa de bebé en la percha y, aun así, esta suele caerse, lo mejor es adoptar la percha de terciopelo, ya que el tejido puede fijar la ropa en la percha, evitando que resbale y caer mientras las llevas puestas es organizar la ropa;
  • Cajas organizadoras: se quedó sin espacio de almacenamiento? Las cajas organizadoras son una gran salida, porque además de tener un espacio generoso, los artículos contribuyen a la decoración de la habitación y facilitan el acceso a la ropa y objetos del niño, como mantas, mantas, baberos e incluso calcetines;
  • Estantería: otra forma práctica de organizar los artículos de tu bebé, los estantes se utilizan para guardar zapatos, cremas hidratantes, kit de higiene y una caja con medicamentos y accesorios.

¿Tienes dudas sobre cómo organizar la habitación de un bebé? ¡Eso esperamos! Aplicando estos consejos, tu rutina será más descomplicada y ganarás más tiempo para disfrutar de los momentos especiales con los más pequeños.

Entradas relacionadas

Deja un comentario