Consejos prácticos para aprender a limpiar cristales y ventanas de aluminio

Pareja viendo la vista a través de la ventana de la sala

Las ventanas son una entrada de aire y luz en nuestros hogares, pero también pueden convertirse en un depósito de polvo y suciedad, especialmente en los días más secos. Si todavía tiene preguntas sobre cómo limpiar ventanas de vidrio o cómo limpiar ventanas de aluminio, sin dañar, manchar o rayar el vidrio y el marco, ¡este artículo es para usted!

Creamos un manual completo para responder a sus preguntas y ayudarlo a la hora de limpiar sus ventanas. Compruébalo a continuación y aprende las mejores técnicas y consejos de productos para cada parte.

Cómo limpiar cristales de ventanas en 3 pasos

Tener ventanas con vidrios limpios y transparentes es perfecto para disfrutar de la vista y aún así garantizar un ambiente bien iluminado de forma natural. Esta limpieza, sin embargo, requiere cuidado de no rayar el vidrio y evitar que se vuelva opaco con el tiempo. Vea qué hacer.

1. Retire el polvo y la suciedad gruesa de los aleros y las molduras

El primer paso es eliminar la suciedad más espesa depositada en los acabados de las ventanas y topes. Para esto, puedes usar agua con un poco de jabón suave. Use un paño suave o una esponja para ayudar con la limpieza.

Con la esponja se puede llegar a las partes más estrechas del alero o de la barandilla y así quitar todo el polvo. Termina este paso quitando el exceso de agua con un paño.

En ventanas donde la acumulación de polvo es mayor, puede ser útil utilizar una aspiradora en rincones de difícil acceso.

2. Limpieza intensa en las ventanas

Para vidrios muy sucios, lo ideal es usar la misma mezcla con agua y jabón neutro que mencionamos anteriormente para quitar la capa más gruesa de polvo. Use un paño de microfibra limpio o una esponja suave para evitar rayar.

Si las ventanas son grandes, es posible que deba usar una escobilla de goma pequeña para eliminar el exceso de agua. Tire siempre de arriba hacia abajo, para que la suciedad se elimine por completo del cristal.

3. Cristales limpios para una limpieza a fondo y brillo de las ventanas

Los productos aptos para la limpieza de cristales, conocidos como ‘limpiacristales’, garantizan el brillo y los vuelven translúcidos. Para zonas donde hay manchas o cristales con signos de opacidad son imprescindibles. Pero, ¿cómo usar? Es simple y te ahorrará esfuerzo; vea:

  • Aplicar el producto a una distancia mínima de 30 cm del cristal;
  • Extender con un paño suave que no suelte pelusa (importante que el paño esté limpio para que los restos de polvo no rayen el cristal);
  • Simplemente limpie la ventana hasta que esté seca y brillante. No es necesario fregar, el producto hace el trabajo pesado por nosotros.

Precaución: Lea siempre la etiqueta antes de usar cualquier producto. Puede haber variación en las indicaciones de uso, según la línea y marca seleccionada.

5 consejos esenciales para limpiar ventanas de aluminio

Las ventanas de aluminio aúnan belleza y privacidad en la justa medida, sin necesidad de utilizar persianas necesariamente. Son resistentes a la oxidación, pero se debe tener cuidado en la limpieza para que los productos abrasivos no afecten al material ni eliminen los tratamientos aplicados sobre este metal.

El hombre usa un producto de limpieza y un paño para limpiar el vidrio de la ventana de aluminio en casa.

Aquí hay una guía paso a paso sobre cómo limpiar ventanas de aluminio, desde básico hasta avanzado:

1. Limpieza básica de la ventana de aluminio

El aluminio, cuando está limpio, es hermoso. Pero con el tiempo, la suciedad y el polvo pueden terminar dejando montones de polvo en las grietas. Para evitar que esto suceda, trate de seguir una rutina de limpieza básica cada semana o dos. Esta limpieza no es más que pasar un paño húmedo por la ventana para evitar que se acumulen residuos.

2. Limpiar la ventana de aluminio con jabón

Para limpiar la ventana de aluminio más sucia, puedes usar un detergente suave y una esponja o paño suave. Limpie lentamente la superficie y otros acabados.

En los casos en que quede pegada la suciedad, vale la pena usar un poco más de agua. Si aún persiste la suciedad, repita el procedimiento. Seque todo con un paño limpio y seco.

3. ¿Cómo limpiar el riel de la ventana de aluminio?

Para limpiar el riel de la ventana de aluminio, puede usar cepillos y toallas de papel. Extiende el agua mezclada con el jabón neutro sobre la zona y utiliza el cepillo para acceder a los rincones de difícil acceso. Luego, coloca la toalla de papel para que se seque y absorba cualquier resto de agua que pueda haber quedado en el lugar. También puede terminar secando con un paño sin pelusa.

4. ¿Cómo hacer que la ventana de aluminio vuelva a brillar?

No importa cuánto limpie, ¿la jamba todavía se ve sucia y opaca? Tal vez sea hora de usar un pulidor de metales. Este producto es apto para ello y tiene el poder de quitar las manchas y devolver el brillo. Recuerde seguir las pautas de uso especificadas en el producto.

5. ¿Qué productos no se pueden usar en la ventana de aluminio?

Luminoso salón con un gran ventanal y decoración en colores pastel

Mientras que algunos productos ayudan a limpiar los metales y ahorran esfuerzo, otros pueden dañar y rayar el material, haciendo que luzca muy diferente de lo esperado. Aprenda qué evitar al limpiar ventanas de aluminio y qué usar en su lugar:

  • Esponjas abrasivas: da preferencia a los blandos, ya que evitan rayaduras y hacen el mismo trabajo que los más abrasivos. Si necesitas una limpieza profunda o una restauración de brillo, sigue los consejos que ya te dejamos arriba.
  • Productos blanqueadores: El cloro, la lejía y otros blanqueadores pueden dañar el material, hacer que pierda sus tratamientos protectores y adquiera una tonalidad amarillenta. Utilice productos específicos para el vidrio, el aluminio y los materiales de sus ventanas.
  • Estropajo de acero: La lana de acero también provoca una acción abrasiva y desgasta el material, además de poder provocar arañazos y eliminar posibles protecciones o tratamientos químicos de la ventana de aluminio. Utilice esponjas y cepillos suaves para la limpieza.
  • Lubricación de ventanas de aluminio: la mayoría de las ventanas de aluminio no necesitan lubricante, ya que funcionan con una capa autolubricante. Precaución, algunos productos pueden tener el efecto contrario si se usan en este material.

Entradas relacionadas

Deja un comentario