Guía completa sobre cómo limpiar botas de cuero

Detalle de un par de botines

Las botas más pesadas ayudan a mantener los pies calientes durante el clima frío y agregan personalidad a la apariencia. Y, si quieres meterte en esta moda, pero tienes dudas sobre la conservación de los zapatos, hoy te vamos a dar consejos sobre cómo limpiar unas botas de piel.

De hecho, es fundamental mantener tus botas limpias -ya sean de piel o sintéticas- al día para proteger tus pies de la proliferación de hongos y bacterias que pueden provocar sabañones entre los dedos y micosis en las uñas. ¡Pero no te preocupes, porque te explicamos todo sobre cómo limpiar botas de cuero de forma rápida y sencilla!

¿Cómo limpiar botas de cuero?

En primer lugar, para mantener tus botas alejadas de microorganismos y aumentar su durabilidad, el consejo es: una vez que te las quites, déjalas en un lugar ventilado durante al menos 24 horas antes de volver a usarlas.

Ahora es el momento de aprender a limpiar las botas de cuero a diario.

  1. Mezcle 200 ml de agua tibia y una cucharada de detergente suave.
  2. Sumerja un paño limpio en la mezcla y aplíquelo a las plantillas.
  3. Colócalas en un lugar abierto hasta que se sequen por completo.
  4. Limpia tus botas con un paño limpio para eliminar el exceso de suciedad.
  5. Sumerja un cepillo suave en la mezcla y frótelo suavemente en sus botas.
  6. Frote otro paño húmedo en el zapato para quitar el jabón.
  7. Retire el exceso de humedad con una toalla de papel.
  8. Dejar a la sombra antes de volver a poner las plantillas.

Tip extra: si tú también quieres saber cómo limpiar botas de cuero sintético y botas militares, solo sigue este paso a paso. Solo agua y detergente neutro son suficientes para mantener los zapatos limpios y libres de bacterias.

¿Puedo lavar botas de cuero?

¡Sí! Después de un tiempo de uso, su par de botas puede acumular suciedad, manchas y polvo. Para que vuelva a estar limpio, debe lavarlo con agua y jabón. Sin embargo, nunca pongas tus botas en la lavadora para evitar dañar el material. La mejor manera sigue siendo el lavado de manos.

Botas limpias junto a botas sucias

Vea cómo lavar botas de cuero.

  1. Pasar un paño o franela por las botas para eliminar la suciedad superficial.
  2. Retire la plantilla interior antes de iniciar el proceso de lavado.
  3. Haz una mezcla de 200 ml de agua tibia y una cucharada de jabón suave.
  4. Luego humedezca un paño limpio con la solución y limpie el exterior de la bota.
  5. Con un cepillo suave, frote también las plantillas.
  6. Enjuague la bota y las plantillas con agua corriente para eliminar el jabón.
  7. Retire el exceso de agua con una toalla de papel o un paño seco.
  8. Deja el zapato al aire libre ya la sombra para que se seque por completo.

Cuidado diario de las botas de cuero

Es importante señalar que si sueles usar tus botas de cuero y botas con frecuencia, la limpieza debe hacerse cada 15 días, incluso para evitar olores desagradables. Consulte otros cuidados para mantener la belleza y calidad de los zapatos.

  • Nunca laves tus botas en la lavadora, y mucho menos las pongas en la secadora.
  • No dejes tus zapatos empapados en agua para que no pierdan su impermeabilidad.
  • Evita llevar botas y botas que aún estén húmedas para no provocar mal olor en las plantillas.
  • Cuando llegue a casa, deje sus botas en un lugar fresco y aireado.
  • En cuanto notes suciedad, límpiala con una franela seca.
mujer sentada en las escaleras, con botas

Esperamos que después de esta completa guía sobre cómo limpiar botas de cuero sepas separar tus zapatos y limpiarlos adecuadamente.

Aprovecha para leer nuestro artículo sobre cómo limpiar una chaqueta de cuero, ya que te enseñamos paso a paso cómo recuperar la pieza y aumentar aún más su durabilidad, ¡además de sugerencias sobre cómo guardarla correctamente!

Y, si quieres mantener tus piezas favoritas siempre relucientes, sin rayones ni manchas, consulta nuestros consejos sobre cómo hidratar el cuero con productos que ya forman parte de tu día a día.

Nada mejor que conservar nuestras piezas favoritas durante mucho más tiempo, ¿verdad? O Cada casa un caso está aquí para ayudarte en esta misión! ¡Quédate con nosotros y hasta luego!

Entradas relacionadas

Deja un comentario