Jabón para lavavajillas: mira los tipos y cómo usar cada uno

La persona pone un plato para lavar en un lavavajillas.

El lavavajillas ya es tu mejor amigo en la cocina, pero para asegurar el mejor resultado es importante utilizar jabón para lavavajillas.

Sí, nada de poner el detergente tradicional en el lavavajillas. Este producto hace que el equipo no funcione en las condiciones indicadas, lo que puede causar daños. Todavía existe la posibilidad de generar un volumen mucho mayor de espuma que el jabón de máquina.

Además, ni se te ocurra usar detergente en polvo para lavar la ropa. Una vez más, existen riesgos de dañar su equipo, sin mencionar que su vajilla no se desinfectará correctamente.

Así que, si no quieres inundar tu cocina de jabón y no estropear tu electrodoméstico, no hagas mezclas caseras y ni siquiera uses detergente común. La opción es incluso un detergente apto para lavavajillas.

¿Cómo elegir el jabón para lavavajillas?

Al elegir el producto adecuado, contribuyes a una mejor limpieza de tu vajilla. Tienen fórmulas adecuadas para la máquina y, como resultado, son capaces de eliminar la suciedad y la grasa.

Además, esta elección se traduce en ahorros. Con el detergente indicado para tu máquina, no será necesario, por ejemplo, hacer un prelavado. Basta con eliminar el exceso de suciedad y llevar el plato, vaso o cubertería -e incluso la sartén- al lavavajillas.

Pero, ¿cómo saber cuál es el mejor jabón para lavar platos? El primer paso es leer las instrucciones del fabricante. Consulta también la etiqueta del producto para saber cómo usarlo y la cantidad indicada.

Tipos de jabón para lavavajillas

Pastilla para lavavajillas

En general, hay tres tipos diferentes de jabón para lavavajillas. A continuación enumeramos las características de cada uno de ellos:

  • Detergente en gel: normalmente se vende en ‘paquetes de litro’, puede ser una buena opción para quienes quieran comprar cantidades mayores y ahorrar dinero. Tiene un buen rendimiento y es excelente para asegurar un brillo extra en los platos;
  • Jabón en polvo para lavavajillas: también se vende en paquetes con grandes cantidades. Promueve la limpieza profunda y algunas opciones tienen oxígeno activo y enzimas. Como resultado, tiene un alto poder para diluir la suciedad y eliminar la grasa impregnada;
  • Tablet/tablet: esta es la opción más práctica y muy potente. Simplemente coloque la tableta en el lavavajillas sin riesgo de que se caiga o se derrame. Algunos productos tienen capas, lo que resulta en un poderoso jabón para eliminar manchas y suciedad.

En este último punto, todavía vale la pena una advertencia: no retire la película que cubre la tableta. Este plástico se disuelve al lavar.

Vea una comparación entre los tipos de jabón para lavavajillas en la siguiente infografía:

La infografía muestra las diferencias entre los tipos de jabón para lavavajillas

¿Para qué sirve el lavavajillas?

Otro elemento muy común cuando se trata de lavavajillas es la secadora. Es un producto que agiliza aún más el proceso de lavado de vajilla.

Lavavajillas secador es un compuesto creado para ser hidrofóbico, es decir, hace que las gotas de agua no se adhieran a los utensilios. De esta forma, el proceso de secado es más rápido y se evita la formación de manchas.

No es un elemento obligatorio. Sin embargo, además de ayudar a que los platos se sequen más rápido, también elimina las manchas difíciles y la grasa. De esta forma, es una ventaja para el lavado de vasos, cuencos y otros vasos, que necesitan ser lo más translúcidos posible.

Y ahora, ¿qué jabón para lavavajillas es tu opción y el más adecuado para tu máquina? ¡Disfruta de este gran aliado en la cocina! Vea también más consejos sobre cómo optimizar el tiempo al lavar los platos y usar su máquina correctamente.

¡Nos vemos en el siguiente contenido!

Entradas relacionadas

Deja un comentario