Limpieza x sanitización: diferencias y cuándo hacer cada una

las manos con guantes azules salpican líquido de la botella de spray sobre la superficie de la mesa y se esparcen con un paño.

Es común asociar la limpieza con la higienización, pero en la práctica ambas son bastante diferentes. Por supuesto, un lugar limpio es sinónimo de salud y calidad de vida, por lo que ambos procedimientos son obligatorios para mantener los ambientes del hogar sanitizados y libres de impurezas, gérmenes y bacterias que muchas veces pueden causar alergias respiratorias e incluso transmitir enfermedades.

En los últimos meses, la preocupación por la limpieza de la casa se ha convertido en un factor fundamental, pues una de las formas de contagio del coronavirus es precisamente tocar superficies con su presencia y luego tocarse los ojos, la nariz o la boca. Por tanto, cuanto más limpias estén las habitaciones, menor riesgo de contagio.

La limpieza tradicional tiene la función de remover la suciedad superficial de los ambientes, dejando la apariencia de una casa limpia, mientras que la sanitización logra eliminar, además de la suciedad, los gérmenes, bacterias y virus que se asientan en las superficies y son más difíciles de dejar solo con lo convencional. limpieza.

Consulte a continuación para obtener más detalles sobre ambos procedimientos.

Diferencia entre limpiar y desinfectar

  • Limpieza: también conocida como “higienización”, es lo que hacemos en los ambientes para eliminar las impurezas visibles a los ojos, como alimentos y bebidas, grasas, manchas y polvo que se acumulan de forma natural a lo largo de los días. La limpieza diaria -y también la limpieza- sirve para dejar la casa superficialmente limpia para que los residentes se sientan bien en los ambientes.
  • Desinfección: la sanitización suele ser realizada por una empresa o equipo especializado, ya que no utiliza productos comunes para la limpieza de la casa y tiene como objetivo eliminar los microorganismos, como hongos, ácaros, gérmenes y bacterias, presentes en las superficies -muebles, aparatos electrónicos y pisos- y en ambientes.

¿Cuándo es necesario usar desinfectantes?

En el momento actual en el que vivimos, estar en ambientes limpios reduce mucho las posibilidades de contaminación por virus y bacterias, pero siempre hay que estar alerta para no dejar que la suciedad se acumule, más aún en casas donde vive mucha gente. Y, recordando una vez más, solo la sanitización es capaz de eliminar por completo virus y bacterias de las superficies.

Como decíamos, la sanitización se puede realizar en cualquier entorno: viviendas, oficinas o grandes empresas. Sin embargo, es necesario contratar un equipo especializado que acuda al lugar con productos y equipos específicos. Se recomienda que esta limpieza más profunda se realice cada tres meses.

¿Viste cómo la limpieza es un paso importante para mantener la salud y el bienestar de los residentes? ¡Para obtener más consejos valiosos, siga nuestro contenido de limpieza y organización!

Entradas relacionadas

Deja un comentario