¿Para qué sirve un humidificador de aire? Ver tipos, beneficios y desventajas del dispositivo

Un humidificador de aire está funcionando entre las plantas.

En climas más secos, muchas personas recurren a los beneficios de un humidificador de aire, generalmente de venta en farmacias. Sin embargo, ¿sabes para qué sirve realmente un humidificador de aire? ¿Sabes qué cuidados se necesitan con este equipo, cuál es su uso correcto y cómo puede ayudar a nuestra salud?

Para responder a estas y otras preguntas, el Cada casa un caso conversó con médicos que le explican la importancia de cuidar este elemento. Además, advierten de los riesgos de un uso inadecuado o mal higienizado. Sigue a continuación.

¿Qué es un humidificador de aire y por qué es importante?

Cualquiera que vea ese pequeño humo blanco que sale del humidificador de aire puede que no se imagine cuáles son todos los beneficios de este artículo. Para empezar a explicar para qué sirve un humidificador de aire, vamos a repasar las ventajas para la parte respiratoria.

“Los humidificadores se utilizan para que el aire sea menos seco. En ambientes muy secos, la mucosa de las fosas nasales y pulmonares se secan. De esta manera, puede dificultar la respiración, especialmente en pacientes alérgicos”, explica Roberta Fittipaldi, neumóloga del Hospital Albert Einstein.

“En este caso, el uso del humidificador mantiene bien lubricadas las vías respiratorias”, agrega el doctor.

Además, este dispositivo también ayuda en una especie de ‘higiene corporal’, que está relacionada con el riesgo de infecciones y virus, como explica el neumólogo Ronaldo Macedo, del Hospital de la Vera Cruz:

“En los días más secos, nuestras vías respiratorias [nariz, boca e garganta] se vuelven más secos. Esto dificulta la higiene del organismo y la eliminación de impurezas de estas vías. De esta manera, en estos lugares se depositan más partículas, como contaminantes, virus y bacterias”, advierte el especialista.

“Cuando las vías respiratorias están más secas, es más probable que los virus penetren en el revestimiento de nuestra nariz o garganta y causen infecciones. Por lo tanto, la humidificación es importante. Puede ayudar a controlar estas infecciones”, agrega Macedo.

El médico también señala que los procesos inflamatorios como la rinitis y el asma pueden desencadenarse con mayor facilidad en días y ambientes más secos. “Esto sucede precisamente porque se depositan más contaminantes en nuestras mucosas”, explica.

Una mujer está tumbada en el sofá con su perro mientras el humidificador funciona en el suelo de su salón.

Cómo funciona un humidificador de aire

Los humidificadores también se conocen como vaporizadores y nebulizadores. A pesar de tener diferentes nombres, el sistema operativo es el mismo.

La operación se da a partir de un mecanismo electrónico que transforma el agua líquida en su recipiente en vapor. Así, esta vaporización aumenta la humedad relativa del aire.

¿Traducimos esto? La humedad relativa es la cantidad de vapor de agua en nuestra atmósfera. Y aunque la humedad trae algunos problemas a nuestro hogar, en el aire es muy importante, ya que asegura el buen funcionamiento de nuestro organismo.

¿Cuándo es realmente necesario usar tu humidificador?

Después de saber para qué sirve el humidificador y entender cómo funciona el dispositivo, es hora de saber cuándo encenderlo.

La información sobre la humedad del aire generalmente se obtiene de las noticias regionales y puede servir como un buen parámetro. Según la OMS (Organización Mundial de la Salud), la humedad relativa ideal debe estar entre el 50% y el 60%. Debajo de eso, puede ser un día interesante para encender su dispositivo.

Cuando usar un humidificador se convierte en una desventaja

Sin embargo, cuando la humedad está por encima de los parámetros ideales, encontrará más desventajas que ventajas en el uso de un humidificador. Un mal uso puede aumentar la humedad en exceso causando problemas como moho en las paredes y una mayor sensación de calor.

Además, es importante prestar atención al tiempo de uso, que no debe exceder las cuatro horas, según la neumóloga Roberta Fittipaldi.

¿Cómo usar un humidificador de aire?

De nada sirve entender para qué sirve un humidificador de aire, sus ventajas y desventajas, si no sabes cómo poner todo esto en práctica.

Usar el humidificador es muy simple. Simplemente llene el depósito con agua limpia y filtrada y conecte el aparato a la toma de corriente.

Sin embargo, es importante prestar atención al tiempo de uso, como se mencionó anteriormente, la proximidad de electrodomésticos que no se puedan mojar y la ventilación de la habitación.

“Cuando se usa, el entorno debe estar bien ventilado e iluminado. Se debe cambiar el agua por lo menos una vez a la semana”, orienta Roberta.

Ya el doctor Ronaldo Macedo advierte por el uso incorrecto de saborizantes en este tipo de equipos. “Solo se debe usar agua en este tipo de dispositivos. No se deben usar esencias con olores y otros productos”, dice.

“El equipo no fue hecho para esto. Además, es posible desencadenar un proceso alérgico al utilizar estos productos de forma incorrecta en el humidificador, ya que algunas fragancias pueden contener elementos irritantes”, completa la especialista.

El neumólogo también señala que el dormitorio y las habitaciones con aire acondicionado pueden ser un buen lugar para usar el dispositivo. “El humidificador puede ayudar mucho en ambientes con aire acondicionado, porque en el proceso de enfriamiento este aparato [ar-condicionado] elimina la humedad del aire”, explica Ronaldo.

Pero para los casos de sequedad de las mucosas de la nariz, el profesional indica combinar la humidificación de la habitación con la aplicación de solución salina adecuada a la función de la región.

¿Cómo limpiar un humidificador de aire y por qué?

La limpieza de un humidificador de aire es muy importante. Después de todo, con el tiempo se acumulan suciedad y microorganismos que pueden causar problemas en las vías respiratorias.

“Si no se limpia el dispositivo, se acumula polvo, moho y hongos. La persona que inhala estos residuos puede desarrollar alergias, ataques de asma, tos e incluso infecciones pulmonares. Por eso, es muy importante limpiar y luego secar bien el humidificador”, explica Roberta.

Ronaldo destaca que, entre los cuidados con los humidificadores, hay que recordar que, como todo lugar húmedo, existe la proliferación de microorganismos. Por lo tanto, sin una limpieza adecuada, el sistema respiratorio humano será atacado y no protegido.

“Con un humidificador sucio, los hongos se rociarán en el aire. Pueden empeorar el estado de los procesos inflamatorios y alérgicos de las vías respiratorias superiores y los pulmones”, advierte el neumólogo.

La buena noticia es que la limpieza de estos electrodomésticos es simple y no se necesita terror. O Cada casa un caso pidió a los profesionales consejos sobre cómo se debe hacer esta limpieza. Compruébalo a continuación:

  1. Siga el manual de instrucciones del dispositivo para la limpieza;
  2. Sanitiza al menos una vez por semana o cuando notes que el agua está sucia;
  3. Utilice una esponja suave, agua y detergente neutro;
  4. Para evitar la acumulación o combatir el crecimiento de moho, mezcle un poco de lejía mientras frega el recipiente interior y déjelo en remojo en la solución.
  5. Finalmente, enjuague bien, seque cuidadosamente y llene con agua limpia y filtrada.

¿Qué tipos de humidificadores?

Por último, además de aprender para qué sirve la humidificación y leer varios consejos de cuidado y uso diario, es interesante conocer los tipos de humidificadores.

Sí, hay diferentes tipos, y estas distinciones van más allá de su forma, cambiando la forma en que funciona el sistema. Incluso hay acondicionadores de aire que también tienen la función de humidificar el aire.

Una mujer está sentada en el sofá leyendo un libro mientras su humidificador de aire funciona sobre la mesa.

Estos son los principales tipos de estos dispositivos:

Humidificador con sistema de aire impulsor

Son modelos sencillos y fáciles de encontrar. En ellos, el agua pasa a través de un disco giratorio y se lanza a un difusor que transformará las partículas líquidas en niebla.

El precio es asequible, pero la limpieza puede ser más difícil.

humidificador ultrasónico

Estos teléfonos se encuentran entre los modelos más modernos del mercado. El sistema funciona mediante un proceso ultrasónico que transforma el agua en una neblina de micropartículas muy finas. De esta forma, la cocción al vapor no moja las superficies.

Estas versiones pueden venir con medidores de humedad del aire, indicador de nivel de agua y control remoto.

Humidificador evaporativo o de mecha

Este modelo funciona con una especie de mecha o espuma, que succiona el agua del depósito. Posteriormente, un ventilador se encarga de vaporizar el agua.

Cuando la humedad ambiental aumenta, esta vaporización del sistema se vuelve más difícil. Por ello, también se caracteriza por presentar una estructura, aunque sencilla, autorreguladora, ya que mantendrá siempre la humedad en un nivel estable.

¿Sabes para qué sirve un humidificador de aire? Después de todos estos consejos de los médicos, quedó más claro cómo cuidar y usar el dispositivo a diario. ¡Vea también cómo limpiar su aire acondicionado y todos los cuidados con el aire acondicionado y respire mejor el aire en casa!

¡Quédate aquí y sigue el contenido que te ayudará a limpiar y cuidar cada habitación de tu casa!

Entradas relacionadas

Deja un comentario