¿Qué es la desinfección? Saca tus dudas y mantén la casa siempre limpia

Padre e hijo están limpiando juntos la encimera del fregadero.

¿Sabes qué es la desinfección? Al contrario de lo que mucha gente piensa, este tipo de limpieza no es la que hacemos todos los días o durante la limpieza más profunda. El proceso implica otros pasos y productos específicos. Pero, ¿cómo desinfectar la casa? ¡Vamos a enseñarte!

En primer lugar, la desinfección de la casa tiene como objetivo eliminar los microorganismos (hongos, gérmenes, ácaros y bacterias). Aparecen de forma natural durante el uso de los ambientes y están presentes en todo tipo de superficies, incluidos suelos, encimeras y muebles.

A continuación entenderemos qué es la desinfección y por qué es necesario este proceso en las habitaciones de la casa. También le mostraremos cómo limpiar su hogar de manera efectiva para mantener saludable a su familia y comprender la diferencia entre desinfectar y limpiar.

¡Sigue con nosotros!

La importancia de la desinfección en la limpieza

De hecho, para que mantengas tu hogar protegido, libre de suciedad, polvo y grasa, debes incluir la desinfección en tu programa de limpieza. Después de todo, cuanto menos higiene en las habitaciones, mayores son las posibilidades de proliferación de bacterias y ácaros, causando molestias, infecciones alimentarias, náuseas y náuseas.

Aunque limpies la casa a diario con productos específicos para cada zona, destacamos que estas composiciones habituales no son capaces de desinfectar de forma eficaz.

Cuando buscas entender qué es la desinfección, utilizas fórmulas de acción más profunda y capaces de actuar en la eliminación completa de estos microorganismos.

La lista de productos incluye: lejía, desinfectante y alcohol al 70%. Aquí le mostramos cómo usarlos para desinfectar su hogar:

Una infografía con esta información: Título: Cómo desinfectar la casa de manera efectiva Texto: Cocina: las encimeras, los gabinetes, las mesas y las sillas se pueden limpiar con desinfectante.  En pisos y baldosas, aplicar lejía diluida en agua;  Baño: Vierta una pequeña cantidad de lejía en el inodoro y luego descargue.  En el fregadero, pisos y azulejos, aplique desinfectante y extienda con un paño humedecido con agua.  Habitaciones: para desinfectar el ambiente, rocíe desinfectante en el piso y las superficies y limpie con la ayuda de un paño de microfibra.  Termine limpiando con un paño seco.  Salón: utilizar desinfectante en la mesa de centro, en la estantería de la tele y, en el suelo, aplicar lejía diluida en agua.  Zona exterior: los suelos y baldosas del patio y del garaje se pueden desinfectar únicamente con lejía diluida en agua, una escobilla de goma y un paño limpio.

Diferencia entre desinfección y limpieza.

Como te contamos al explicarte qué es la desinfección, hay mucha diferencia entre este proceso y la limpieza diaria, incluso en la selección de productos.

Pero después de todo, ¿desinfectar o limpiar? Así es como cada uno de ellos funciona en la práctica:

Desinfección

Este tipo de limpieza se realiza en todas las áreas de la casa, incluido el baño y la cocina, que son las zonas de mayor circulación de personas.

Para eliminar por completo los microbios del suelo, encimeras y muebles, incluida la zona exterior, es necesario aplicar productos que tengan una acción potente, como la lejía y el alcohol al 70%.

Limpieza

Es el que haces todos los días en casa con productos simples como detergente en polvo y detergente, que también son efectivos para mantener la higiene básica.

Generalmente, la práctica consiste en limpiar la suciedad más visible, como exceso de polvo, manchas, suciedad espesa y salpicaduras de grasa.

Desinfección X higienización

Después de aprender qué es la desinfección, pasemos al siguiente paso: sanitización. Mientras que desinfectar significa eliminar las bacterias presentes en las superficies, higienizar es un proceso aún más efectivo para eliminar agentes nocivos para nuestra salud.

Sin embargo, si desea higienizar su hogar, sepa que el servicio solo lo realizan empresas y profesionales especializados.

En este caso, durante la limpieza se utilizan sustancias y equipos de uso personalizado y controlado, es decir, elementos a los que no tienes acceso, ya que no se venden.

¿Quieres saber más sobre sanitización? Lee nuestro artículo en el que te explicamos la diferencia entre limpiar y desinfectar y aprende a mantener tu hogar impecable y libre de suciedad y posible contaminación por microorganismos.

Cómo desinfectar mejor los ambientes del hogar

Un hombre limpiando un lavado con un trapo y usando guantes de limpieza.

Primero, separe los guantes para evitar alergias en las manos al manipular productos de alta acción. Otro mensaje importante: siga las instrucciones del fabricante para una aplicación correcta y segura. Ah, nunca mezcles dos o más productos para hacer cualquier tipo de limpieza en la casa.

Ahora toca apuntar las indicaciones del producto y ver cómo desinfectar la casa:

Desinfectar todas las superficies

Para matar los gérmenes, aplique un producto desinfectante en todas las áreas y accesorios que se tocan con frecuencia. Esto incluye pisos, encimeras, electrodomésticos, mesas, picaportes, interruptores, teléfono, lavabo, inodoro y grifos.

Luego, no olvides pasar un paño seco, pues la humedad contribuye a la aparición de bacterias;

Lejía para matar gérmenes

El producto se puede aplicar en pisos y azulejos, además de ser una buena opción para encimeras, mesas y sillas. También se recomienda para la limpieza de paredes con moho, comida y rincones de mascotas.

Antes de usar lejía, recuerda que siempre debes diluirla con agua. Funciona así: 4 cucharaditas de lejía por cada litro de agua. En caso de duda, consulte siempre la etiqueta del producto.

Alcohol al 70% para desinfectar aparatos electrónicos

Lo mejor es usar el producto para limpiar teléfonos, teclados y controles remotos. Evite aplicar sobre pantallas de TV, notebooks o smartphones para no dañar los dispositivos.

El producto también es una buena alternativa para desinfectar los alimentos después de la compra.

Revise nuestros artículos sobre cómo limpiar la computadora portátil y la pantalla del televisor de manera segura.

Agua muy caliente para limpiar telas

Para una limpieza profunda de ropa de cama, toallas de baño, manteles, paños de cocina, paños para el suelo, sábanas y mantas, utilice agua muy caliente al lavar. Este procedimiento mata los gérmenes y ácaros que puedan estar presentes en los tejidos.

Entornos que requieren una mayor frecuencia de desinfección

Sin duda, los ambientes que más necesitan desinfección son la cocina y el baño. Estos son lugares naturalmente estratégicos para la proliferación de gérmenes y bacterias. Además de la limpieza diaria, es muy importante mantener un horario para desinfectar estas áreas comunes.

Una mujer usa guantes de limpieza para limpiar un mueble en su cocina.

Ahora que sabes qué es la desinfección, mira las principales precauciones para estos ambientes:

  • Cocina: Para limpiar encimeras, armarios, mesas y sillas, solo necesitas aplicar desinfectante, dejar actuar unos minutos y terminar con un paño seco. Para limpiar pisos y azulejos en profundidad, basta con diluir la lejía en agua. ¡Listo!
  • WC: Comienza vertiendo un poco de lejía en el inodoro para eliminar cualquier microorganismo. A continuación, active la descarga para eliminar el producto. Sobre el lavabo, suelos y azulejos, aplicar un desinfectante y extender con un paño humedecido con agua.

¿Aún no te has metido en la práctica de hacer esa limpieza experta? Hemos preparado contenido especial sobre productos de limpieza profunda que pueden ayudarlo a mantener la casa siempre limpia, fragante y libre de diversos virus y bacterias.

Antes de limpiar, desinfectar o higienizar la casa, recuerda leer las etiquetas de los productos y seguir las instrucciones de uso. Así que no corre riesgos y aun así tiene resultados probados.

¡Después de estos consejos, ya puedes programar una desinfección para dejar la casa limpia y protegida! Y no olvides seguir el siguiente contenido sobre limpieza y organización. ¡Hasta luego!

Entradas relacionadas

Deja un comentario