Tipos de cuna: mira 7 modelos y elige la ideal para tu bebé

bebe en la cuna

Una de las primeras preocupaciones ante la llegada del bebé es poner a punto la habitación del pequeño. Entre los principales retos está, ante los diferentes tipos de cuna, elegir la ideal para el futuro habitante de la casa.

En un principio estos muebles parecen iguales, pero lo cierto es que cada uno de ellos tiene una aplicación y unas características diferentes.

Separamos a continuación los tipos de cuna más comunes y también consejos que te pueden ayudar en esta elección.

7 tipos de cuna

Aunque todos tienen el mismo nombre, son diferentes. Los hay para los más pequeños, para estar en la habitación de los padres y mucho más. Consulta los detalles y los tipos de cuna más habituales:

1. pesebre americano

Esta es una de las opciones más tradicionales. La ventaja aquí es que todas las cunas de este tipo siguen un tamaño estándar, es decir, no hay preocupaciones a la hora de instalarlas. También es bastante sencillo encontrar ropa de cama con este patrón.

Para completar, como el tamaño del pesebre americano es siempre el mismo, es más fácil comprar complementos, como un mosquetero, o incluso completar la decoración de la habitación con cómodas y otros elementos.

Aviso: A pesar de ser muy popular, el kit de cuna es peligroso para tu bebé. Este tipo de producto no está aprobado por organizaciones médicas. A pesar de decorar la habitación, existen serios riesgos para los más pequeños. Obtenga más información sobre el kit de cuna.

2. Belén de Moisés: movilidad y encanto

cuna de bebe

El pesebre de Moisés es muy encantador. Suele estar elaborado con materiales delicados que en ocasiones simulan o en realidad están hechos de madera entrelazada.

Estas cunas son diminutas y se pueden llevar a cualquier parte de la casa, asegurando la armonía con todos los ambientes. Además, facilitan la vida a los padres que quieren dejar a su bebé junto a la cama, por ejemplo.

Si esa es su elección, tenga en cuenta el material del moisés. La base debe ser muy firme para evitar cualquier riesgo para el bebé.

No obstante, conviene recordar que por ser más pequeñas, este tipo de cunas no tienen una duración prolongada. En definitiva, se perderá en cuanto el bebé empiece a crecer.

3. Cuna adjunta

Aún así, para los que quieran tener al bebé siempre cerca a la hora de dormir, una sugerencia es apostar por la cuna acoplada.

En este caso se trata de una pieza literalmente pegada a la cama de los padres. Hay modelos con diferentes rangos de precios y, por lo general, tienen un soporte de metal, no de madera.

Al igual que el moisés, la cuna adjunta también tiene una fecha de vencimiento más corta que una cuna americana o una cuna cama. Consulta siempre con el fabricante para saber cuánto peso aguanta este tipo de cuna y evitar riesgos. Si el bebé supera este límite, es hora de retirar el artículo.

4. Cuna portátil

bebe en la cuna

Siguiendo en la misma línea, también disponemos de cunas portátiles. Son plegables y más pequeñas que una cuna tradicional. Además de poder instalarse en cualquier estancia de la casa, son de gran ayuda en caso de viaje.

Nuevamente, preste atención a la cuestión del tiempo de uso. Al igual que con la cuna acoplada, aquí hay un límite para el peso soportado por la pieza. Respete siempre esta indicación.

5. Cunas multifuncionales

cuna multifuncional

Este tipo de cuna es ideal para habitaciones donde la optimización del espacio es fundamental. Sobre todo, habitaciones pequeñas que necesiten tener la cama del bebé adosada a otros muebles.

Las cunas multifuncionales también son una gran alternativa económica, ya que suelen reunir cómodas, cambiadores y cómodas. Así, podrás tener casi todo lo necesario para guardar los básicos del bebé, como pañales, ropa y zapatos, en un solo mueble.

6. Cama cuna

bebe en la cuna

A diferencia de los modelos mencionados anteriormente, la cama cuna promete acompañar a los más pequeños durante más tiempo. Eso es porque, después de usar la cuna, este mueble se convierte en una cama de bebé, que se puede usar más tarde.

En la mayoría de los casos, esta cuna tiene ajustes de altura e incluso de ancho. Infórmate en el manual y prueba en la tienda. No olvides comprobar también la capacidad máxima de peso que soporta el mueble.

Sin duda, la rentabilidad es un punto crucial a la hora de elegir una cama cuna entre los diferentes tipos de cuna. Se debe sopesar no necesitar buscar otro mueble en un futuro próximo.

7. Cuna con mosquitera

Todos sabemos que los mosquitos son seres que pueden resultar bastante molestos. Con los bebés no es diferente. En este sentido, elegir una cuna con mosquitera, o con soporte para mosquitera, puede ser una gran solución.

Una vez más, ojo con el kit de cuna, algunas tienen mosquitera. Para evitar problemas, prefiere aquellos que tengan la base bien alejada del bebé. Además, al instalar, asegúrese de que no haya riesgo de caerse sobre la cuna durante la noche.

Finalmente, siga la regla de comprar solo productos certificados por Inmetro.

Pero, ¿cómo elegir la cuna ideal?

Hay muchos tipos de cunas en el mercado. Como hemos visto, unos favorecen el espacio, otros los complementos y aún los hay que apelan a la funcionalidad.

Pero ahora, ¿qué tipo de cuna elegir? Trate de tener en cuenta los siguientes puntos:

  • Centrarse en la demanda: enumere lo que prefiere para la habitación de los niños, ya sea espacio, apariencia o incluso personalización. Este será el punto de partida de su elección.
  • Haz una búsqueda preliminar: Bueno, si estás leyendo este texto, ¡definitivamente estás prestando atención! Recuerda comparar precios y modelos entre tiendas. Otra idea es comprobar reseñas de las marcas y tipos disponibles. Este tipo de precaución anticipada puede evitar futuras decepciones.
  • La certificación es obligatoria: para la seguridad del bebé, elija cunas donde la certificación Inmetro sea claramente visible. Es obligatorio y garantiza la seguridad de todos los elementos de este tipo de mobiliario. Si no encuentra el sello en el producto, le recomendamos que cancele la compra.
madre poniendo bebe en cuna

¿Qué cunas no comprar?

Entre los tipos de cunas, ¿hay alguna de la que sea mejor alejarse? ¡La respuesta es sí! O al menos, ten mucho cuidado. Estos son algunos casos:

  • Cunas usadas en mal estado: incluso si es solo un trozo de madera roto o pelado o un plástico agrietado, ¡presta atención! Este tipo de material no debe estar dañado para no poner en riesgo al bebé. De esa forma, si la intención es ahorrar dinero, prefiera artículos en buenas condiciones y que cumplan con los estándares de seguridad.
  • Cunas caseras o manuales: Por supuesto, vale decir que hay excepciones, pero para mayor seguridad, este artículo debe ser aprobado por Inmetro. Es poco probable que esto suceda en el caso de productos manufacturados.

Los tipos de cuna están ahí para que elijas la mejor para tu hogar y rutina. ¡Disfrutad de la llegada del nuevo miembro de la familia y nos vemos en el próximo contenido!

Entradas relacionadas

Deja un comentario