Limpieza de jardines y jardines de infancia

Las guarderías y jardines de infancia son los lugares donde nuestros niños pasan la mayor parte de su tiempo.

Con decenas de niños y espacios para jugar, tanto en el exterior como en el interior, es fundamental que estos lugares se encuentren en las mejores condiciones de higiene.

Pero, ¿es posible que no haya gérmenes? Probablemente no.

Sin embargo, existen varias precauciones que podemos tomar para evitar el contagio o incluso limitar la propagación de gérmenes.

Echa un vistazo a algunos consejos de limpieza para guarderías y jardines de infancia, ya abajo!

limpieza

Los estudios muestran que el simple hecho de lavarse las manos puede reducir en gran medida las tasas de enfermedad en estos entornos. Por otro lado, los educadores no siempre están capacitados con la enseñanza de una higiene adecuada para prevenir la propagación de infecciones.

Para la desinfección y limpieza general, se puede mezclar un cuarto de taza de té con lejía sin perfume con un litro de agua. La solución debe aplicarse inmediatamente para que no pierda su poder desinfectante. No mezcle esta solución con otros productos químicos u otras soluciones de limpieza, ya que algunas incluso pueden tener una reacción tóxica si entran en contacto con la lejía.

Después de limpiar las áreas, limpiar toda la suciedad, debe usar esta mezcla. La limpieza debe realizarse con un paño limpio pero húmedo y dejar secar al aire. Las áreas que se pueden limpiar durante el día son mesas, sillas, colchones, cunas, colchonetas e incluso baños.

Salud infantil

¿Cómo puede ayudar la guardería de su hijo a prevenir la propagación de infecciones?

Hay varias medidas que se pueden implementar.

  • Desde temprana edad, los niños deben aprender que es necesario tener las manos limpias, por lo que deben lavarlas con frecuencia a lo largo del día. La limpieza es importante no solo para los niños, sino también para los educadores. Un estudio encontró que los grifos son una de las áreas más contaminadas en una guardería. Por lo tanto, una gran opción es la instalación de grifos automáticos, ya que ayudarán con la propagación de infecciones.
  • Las encimeras, los lugares para cambiar pañales y los recipientes también deben estar impecablemente limpios y desinfectados. Los cubos de basura activados por pedal son excelentes para reducir la transferencia de microbios en sus manos. Para esto también ayuda el uso de guantes de látex desechables, que es otra forma de combatir e incluso prevenir infecciones que pueden ocasionar enfermedades estomacales e intestinales, incluida la diarrea. El área de cambio de pañales debe limpiarse con lejía diluida en agua en una proporción de 1:64.
  • También con la comida en sí, el cuidado no se puede dejar de lado. El almacenamiento y la preparación adecuados son esenciales.
  • Las superficies porosas, agrietadas o dañadas pueden ser un polo de propagación de microbios y un refugio para que se escondan, por lo que a la hora de limpiar la cocina de la guardería se debe garantizar el buen mantenimiento y estado de las superficies donde se prepara la comida de los niños.

Estos son algunos consejos para la limpieza de bultos y jardines de infancia que ayudarán a garantizar espacios más limpios para nuestros niños. ¡Asegúrate de que se apliquen con cuidado!

Entradas relacionadas

Deja un comentario