Un zapato limpio es imprescindible. Cuando estemos completamente vestidos para una fiesta o una cita, o simplemente cuando salimos a pasear al perro, los niños al gimnasio o de compras, zapatos, ya sean zapatos para caminar, botas, sandalias o lo que sea, siempre deben estar limpias.

La limpieza de los zapatos no solo es importante para la decoración y apariencia de nuestra persona, sino que es esencial para el mantenimiento de los zapatos. en buen estado durante mucho tiempo y sobre todo por la higiene, ya que muchas veces son un receptáculo de bacterias y suciedad.

Y luego vemos juntos dioses remedios baratos y efectivos para mantener nuestros zapatos, zapatillas, tacones o andar siempre impecables. Y sobre todo cabe destacar que estos son remedios natural, también porque los abrillantadores y en general los tratamientos “cosméticos” de nuestro calzado, se basan en productos químicos muy agresivos, aunque aparentemente inocuos, que lamentablemente contaminan!

¡Descúbrelo todo en las próximas páginas!

4) Cómo limpiar zapatos de lona con remedios naturales

Especialmente los más pequeños de la casa usan zapatos hechos de algodón, tela, lona. Estamos de cara al zapato más Fácil de limpiar y mantener. Podemos lavarlo a mano con una solución de agua tibia y jabón de Marsella, para frotar ligeramente con un ropa de microfibra. Ver para creer: los residuos de barro, polvo, diversas manchas y suciedad desaparecerán. Si por el contrario tenemos que quitar esas antiestéticas manchas o rayas negras del borde de goma blanca, frotar siempre con agua y jabón de Marsella o con otra solución igualmente eficaz a base de agua y vinagre. La lona suele ser resistente, pero para no dañar el color, antes de frotar, hacemos una prueba en una esquina más escondida del zapato.

zapatos sucios 4

El artículo continúa en la página siguiente.

3) Cómo limpiar zapatos de charol y piel con remedios naturales

Los zapatos de charol son bastante delicados y si pierden su brillo natural, entonces es el momento de intervenir con un algodón empapado en leche. También en este caso, es mejor actuar primero sobre una parte pequeña y más oculta del zapato. En cuanto a los zapatos de piel, la «belleza» es que el look desgastado, un poco vintage, probablemente les confiera una elegancia sin duda original, pero el aspecto vivido también debe mantenerse. Cogemos un paño suave y lo empapamos en pequeñas dosis de vinagre blanco. Actuamos con delicadeza para evitar obtener el efecto contrario. Para los zapatos de cuero ecológico puedes usar un paño de microfibra y agua tibia.

zapatos sucios 3

El artículo continúa en la página siguiente.

2) Cómo limpiar zapatos de ante con remedios naturales

¿Te preocupa limpiar tus zapatos de ante? No hay problema, incluso si es inevitable decir que hay que tener cuidado porque podrían dañarse aún más. Si la lluvia o el polvo los ha oscurecido, los zapatos o botas de gamuza pueden frotar con un paño suave humedecido con agua caliente o, alternativamente, frotar con un poco migas de pan. ¿Recuerdas cuando en la escuela tenías que limpiar el dibujo de sombras, huellas dactilares y suciedad y usabas el pan rallado? El principio es que: las migas de pan absorbe los residuos de suciedad. Si por el contrario están realmente estropeados, entonces podemos proceder con agua y jabón de Marsella, para dar siempre unos toques ligeros sobre la superficie y dejar secar lentamente.

zapatos sucios 2

El artículo continúa en la página siguiente.

1) Últimos consejos

Al limpiar zapatos, incluso los aparentemente más resistentes, nunca uses pinceles o esponjas abrasivas porque corre el riesgo de rayar irremediablemente sus zapatos. Siempre usamos un paño suave de microfibra o algodón. Y una vez limpias, si también queremos perfumarlas, solo ponte un par en tus zapatos gotas de aceites esenciales naturales de nuestra fragancia favorita: cítricos, especias, canela, etc. Alternativamente podemos irnos cáscaras de cítricos en los zapatos ¡Durante toda la noche y por la mañana encontraremos zapatos perfumados!

zapatos-sucios5

¿Le resultó útil nuestro artículo? ¡Compártelo con tus amigos en Facebook!