Cómo quitar las manchas de café

Si eres un bebedor de café, es inevitable que tarde o temprano derrames café sobre tu camisa o mantel favorito.

Las manchas de café a menudo son difíciles de quitar y, cuando se secan, pueden adherirse a la tela, lo que puede hacer que la mancha sea casi imposible de quitar.

Siga estos sencillos pasos mientras la mancha aún está fresca que lo ayudarán a eliminarla antes de que se asiente.

Material necesario para quitar la mancha de café:

  • Toallas de papel blancas y absorbentes
  • Detergente en polvo para ropa
  • Vinagre blanco destilado
  • Agua fria
  • Taza o plato pequeño
  • Cepillo de dientes o cepillo para ropa
  • Limpiador de inodoro de color

Cómo quitar la mancha de café:

  1. Con las toallas de papel, raspe la mancha con un movimiento de elevación firme hasta que no salgan más manchas en la toalla de papel. No frotes la mancha ya que puede esparcirla más.
  2. Enjuague la parte posterior de la mancha con agua fría (no lave la parte delantera, ya que puede extender la mancha aún más).
  3. En el vaso o plato pequeño, mezclar el detergente en polvo, con agua fría y el vinagre blanco destilado para formar una pasta. La pasta debe tener la misma consistencia que la pasta de dientes.
  4. Extienda la mezcla por ambos lados de la mancha, sin olvidar nunca hacer una prueba en un área pequeña e imperceptible para asegurarse de que el producto no dañe el color ni las fibras del tejido. Y déjalo reposar unos 5 o 6 minutos.
  5. Con un cepillo de dientes o su propia ropa, frote la mancha con un movimiento circular en ambos lados de la mancha.
  6. Lavar la zona con agua fría tanto por delante como por detrás.
  7. Ponga una pequeña cantidad de detergente directamente sobre el área de la mancha y frótelo con el pulgar y el índice.
  8. Lave la tela como de costumbre, como indica la etiqueta de la tela, con detergente sanitario de color.
  9. Si la mancha es blanca, puede usar lejía en lugar del detergente sanitario de color.

Consejos y sugerencias adicionales:

  • Trate siempre las manchas de café lo antes posible, ya que dejar que se sequen hará que sea mucho más difícil de quitar.
  • Opte siempre por toallas de papel blancas, ya que las toallas de color o de papel pueden «drenar» la tela y empeorar la situación.
  • Si su tela está hecha de un material delicado como lana o seda, considere llevar la tela a un profesional de limpieza para evitar una posible decoloración o daño a la tela.
  • Siga siempre todas las etiquetas, advertencias e instrucciones en la etiqueta de su ropa o tela antes de seguir cualquiera de estas sugerencias sobre cómo quitar la mancha. Si en la etiqueta de la tela algo contradice nuestra forma de quitar la mancha, opta siempre por seguir la etiqueta de la etiqueta.
  • Si se encuentra en un lugar donde el tratamiento inmediato de la mancha será imposible, intente golpear la mancha con un poco de bicarbonato de sodio en polvo con una servilleta o paño húmedo. Es posible que esto no elimine la mancha por completo, pero por lo general evita que la mancha se extienda y vaya fácilmente a la lavandería.
  • Una vez más, si estás en un lugar donde no es posible un tratamiento inmediato de eliminación de manchas, puedes usar otra técnica al limpiar la mancha con vinagre blanco destilado que ayudará a evitar que la mancha se seque.
  • La mayoría de los supermercados y tiendas de comestibles contienen una gama completa de productos quitamanchas como «Vanish», «Semorin», «Vantage» y otros. Estos productos pueden ser útiles para tratar la eliminación de manchas de café, pero asegúrese de leer las instrucciones y ver si hay alguna advertencia sobre el tipo de tela que tiene en mente.

Entradas relacionadas

Deja un comentario