Como limpiar el zapatero: 3 remedios naturales para higienizarlo eficazmente

como limpiar el zapatero

Los armarios de zapatos son un lugar sagrado para los amantes de los zapatos. Las mujeres a menudo tenemos tantas que ya no podemos contarlas. El problema, sin embargo, es mantenerlos en un ambiente adecuado para no arruinarlos. El zapatero, por lo tanto, debe ser limpiado a fondo y desinfectado para que pueda almacenar nuestro tesoro. Aquí están 3 remedios naturales para higienizar, eliminar el moho y vencer los malos olores de tu zapatero.

Vinagre para lavar el zapatero

El primer paso para sanear el armario de los zapatos es proceder a un lavado minucioso y preciso. El vinagre le permitirá lavar su zapatero de la mejor manera posible. Así que adquiera un tazón y llénalo con agua caliente. Luego, vierta una buena cantidad de vinagre y mezcle. Remoje un paño de algodón en la solución y frote toda la superficie del zapatero al menos dos veces. Finalmente, enjuagar con agua tibia y secar con un paño.

vinagre para limpiar

Sal y bicarbonato contra el moho que salga en el zapatero

La humedad puede ser un gran enemigo para tu zapatero. Además de ser un ambiente cerrado, a menudo se coloca en la zona más húmeda y menos ventilada de la casa, promoviendo así el desarrollo de moho en su interior. Así que, si quieres evitar este peligro, consigue una bolsita y llénala con sal y bicarbonato . Ambas sustancias son capaces de absorber la humedad y neutralizar totalmente el moho. Ponga la bolsa en el porta zapatos y cámbiela una vez al mes.

como limpiar el zapatero 2

Carbón vegetal para eliminar los malos olores

No es ningún secreto que el zapatero, precisamente por su función, es muy susceptible a los malos olores. A pesar del lavado y el cuidado de los zapatos, los olores pueden seguir persistiendo.

El carbón vegetal es un excelente aliado contra ellos debido a su fuerte capacidad de absorción. Así que consigue un pequeño trozo de carbón y envuélvalo en una gasa. De esta manera no ensuciarás tus muebles. A continuación, coloca el carbón dentro del zapatero y listo.

El carbón comenzará a absorber todos los malos olores presentes, derrotándolos de una vez por todas. Recuerde siempre reemplazarla cada vez que la gasa se humedezca, ya que será la señal de que su pedazo de carbón ha agotado su capacidad de absorción.

Entradas relacionadas

Deja un comentario